Misael Rodríguez rompió el ayuno de 16 años para el boxeo, y ahora su mente está enfocada en romper el maleficio de no poder acceder a la disputa por el oro en tres décadas.
La última vez que México disputó la presea de oro en la Final de boxeo en unos Juegos Olímpicos fue en Los Ángeles 1984, cuando Héctor López obtuvo la plata en peso Gallo.
Y esta tarde, en Río de Janeiro, el llamado “Chino”, quien tiene ya asegurada la presea de bronce -única hasta el momento que tendría en el medallero para México-, enfrenta en la Semifinal de los pesos Medianos al uzbeko Bektemir Melikuziev (combate programado para las 13:15 horas).
“Vamos a salir con toda el alma y corazón, pensando en llegar a la Final y seguir avanzando. Esto es pelea tras pelea, ahora ya quedó atrás lo hecho y estamos concentrados en la Semifinal”, apuntó el originario de Parral, Chihuahua, quien viene de vencer por decisión unánime al egipcio Hosam Hussein Bakr Abdin.
El tricolor no la tendrá fácil, pues el uzbeko es medalla de plata en el pasado Campeonato Mundial de Doha, algo que se refleja en las apuestas. Los principales casinos del mundo colocan hasta 9 a 1 como favorito a Melikuziev.