¡Mira, Palencia: Britos es tu 9!

CIUDAD DE MÉXICO 21-Ago .- Pumas encontró ayer la que puede ser su fórmula goleadora en el Apertura 2016, una que tiene a Matías Britos como matón del área.
El delantero uruguayo se despachó con un triplete en el triunfo 5-3 ante Monterrey, resultado de la apuesta del técnico Francisco Palencia en la delantera.
Para el juego en Ciudad Universitaria, el timonel felino mandó a Eduardo Herrera a la banca (jugó el jueves en la Concachampions) y puso de pareja en el ataque a Britos y Fidel Martínez, el primero como “9”.
El cambio fue notorio pues este par se caracteriza por su movilidad, lo que le falta al “Grande”, además en las bandas tuvieron a otros dos que corren, Pablo Barrera y Jesús Gallardo, el segundo la principal apuesta de la cantera.
El movimiento en la zona alta no fue el único, a diferencia del encuentro ante Pachuca, el cual perdieron 3-0, en esta ocasión el equipo supo concretar sus aproximaciones, a la par de competir contra una débil defensa rayada.
El bemol es la parte baja, donde los auriazules tienen que apretar tuercas pues recibieron la misma cantidad de goles que contra los Tuzos, y eso que Alejandro Palacios detuvo varios ataques, lo que ya es costumbre.
El espectáculo de Britos duró 16 minutos, entre el 15′ y 31′ hizo tres goles, dos de ellos de cabeza y otro más luego de un mal corte defensivo de Hiriam Mier; en ese lapso Barrera colaboró con un tanto al 24′.
Hasta el momento el juego era dominado claramente por los universitarios, con un Monterrey que a pesar de tener una línea de tres defensores centrales no podía ante el dinamismo del rival.
A pesar de todo, pudo entrar en cierto lapso del juego a la pelea, esto tras los tantos de César Montes y Carlos Sánchez que pusieron un 4-2 en la pizarra al 54′.
El gusto duró poco, Gallardo culminó su cuarto juego como titular con su primer gol en la Liga MX, al 60′, de hecho, Herrera (ingresó al 76′) pudo aumentar la cuenta pero no tuvo tanto tino como sus compañeros.
Dorlan Pabón hizo menos dura la caída al 91′ pero hasta ahí, el triunfo fue felino y Palencia tiene ante sí un cuadro alto que promete goles.