Ministerial a punto de ahogarse en un arroyo

Cayó en las aguas al tratar de reaprehender a un homicida prófugo

José de Jesús López de Lara

Un policía ministerial estuvo a punto de morir ahogado, durante un operativo para recapturar a un fugitivo que en el año 1995 asesinó a un hombre a cuchilladas, durante una riña entre malvivientes.
El sospechoso se encontraba actualmente en libertad condicional, por su buen comportamiento durante los 18 años que había permanecido recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Fue el miércoles por la tarde, cuando agentes de la FGE lograron recapturar a Aurelio, de 44 años, sobre quien pesaba una orden de reaprehensión por el delito de homicidio doloso calificado.
Esta persona fue sentenciada a 22 años de prisión por el crimen fatal sobre una persona de nombre Martín, ocurrido el 19 de septiembre de 1995.
Luego de permanecer 18 años recluido, fue dejado en libertad debido a que durante todo ese tiempo mostró buen comportamiento.
Sin embargo, debido a que no cumplió con sus obligaciones procesales, como lo era presentarse a firmar cada mes a los Juzgados Penales, fue que el Juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del Estado, le giró una orden de reaprehensión.
El miércoles por la tarde, agentes ministeriales realizaban un recorrido de vigilancia por calles del fraccionamiento Balcones de Ojocaliente, cuando en determinado momento observaron que sobre la banqueta caminaba Aurelio.
Al ser reconocido, los policías ministeriales le marcaron el alto. Sin embargo, el sospechoso comenzó a correr hacia el arroyo de El Cedazo con la intención de escapar.
Los agentes ministeriales fueron en su persecución, siendo que en el trayecto, Aurelio intentó cruzar el embalse del arroyo de El Cedazo.
Cuando uno de los policías ministeriales trató de seguirlo, accidentalmente cayó a un agujero y a punto a estuvo de morir ahogado, toda vez que el nivel del agua lo superaba y no podía mantenerse a flote.
Mientras unos agentes ministeriales procedieron a rescatar a su compañero, otros policías ministeriales fueron tras el fugitivo, a quien finalmente lograron capturar cuando estaba escondido entre unos matorrales.
Cabe destacar, que el agente ministerial fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS.
Por su parte, Aurelio fue trasladado ante el médico legista de guardia, quien certificó que no presentaba lesión alguna. Posteriormente, se le entregó ropa seca, ya que presentaba principios de hipotermia.
Una vez cubiertos los trámites correspondientes, Aurelio fue trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde por disposición del Juez de Ejecución de Penas, tendrá que pasar los cuatro años que le restan para cumplir su sentencia.