El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), Juan Pablo Franco Díaz, lamentó que los pequeños productores de leche son el eslabón más débil dentro de la elaboración de productos lácteos, porque mantienen precios bajos la mayor parte del año.
Dijo que aun cuando las condiciones climatológicas quitaron presión sobre la colocación del producto entre los granjeros del estado, hasta este momento no se han generado mejores condiciones para los mini productores.
Reconoció que las autoridades de gobierno han realizado esfuerzos importantes para apoyar durante la crisis a los lecheros al ofrecer alternativas como una deshidratadora de leche, pero no se han visto avances en los temas de fondo, que eliminarían un problema cíclico.
Franco Díaz consideró que la problemática de la actividad lechera a nivel país que se ha manifestado en los últimos años por excedentes de leche en el mercado, sólo podrá superarse si se abordan y resuelven los temas de normatividad e introducción de fórmulas lácteas importadas.
Indicó que pese a que logran colocar su producto por la situación temporal de mayor consumo y disminución de la época de calor, el precio de venta de los pequeños productores se mantiene muy barato.
“En esta temporada baja un poco la producción, no hay tanto problema por colocación, el problema es el precio, que subió un poco, pero a las grandes empresas no les interesa mejorar el precio, a lo mejor se lo suben al consumidor, pero al productor no”.
Dijo que la competencia desleal que se ha generado en perjuicio de los productores con la introducción de subproductos, es un tema central, ya que las grandes industrias siguen promoviendo su uso, como el origen de muchos males de los pequeños lecheros.