Gerardo Romo 
Agencia Reforma

ZACATECAS, Zacatecas  29-Jul .- El Gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, dijo ayer que el 99.9 por ciento de las víctimas de asesinato en el estado “no son gente de bien”.
“La gente víctima de ejecuciones no hace su vida normal, no es gente de bien, es gente vinculada al narcomenudeo o alguna práctica relacionada a la delincuencia organizada”, dijo el gobernador tras inaugurar en Fresnillo el teatro José González Echeverría.
“Las gentes (sic) que son víctimas de homicidios son en el 99.9  por ciento vinculadas a la delincuencia organizada; no se trata de personas de bien ni de personas que sin tener ningún vínculo fuera de la legalidad perezcan. La mayor parte de ellos está relacionada con la delincuencia organizada”, aseguró Alonso Reyes.
Tras las elecciones del pasado 5 de junio, en Zacatecas se dispararon los homicidios y ejecuciones.
En los últimos dos meses se han registrado 90 homicidios principalmente en los municipios de Fresnillo, Calera, Guadalupe,  Ojocaliente, Trancoso, Jerez y Enrique Estrada.
Tan sólo el pasado 16 de junio se registraron ocho asesinatos, entre ellos los de cuatro personas ejecutadas cuyos cuerpos fueron encontrados a un costado del panteón en el municipio de Enrique Estrada, según reportó la Procuraduría de Justicia del Estado.
El 18 de Julio fue encontrado calcinado el cadáver de un hombre en el municipio de Sombrerete. Y una semana antes, ahí mismo, la Procuraduría reportó el hallazgo de tres personas ejecutadas con signos de tortura.
De enero a junio el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) reportó en promedio un homicidio doloso al día.
En 2015 en Zacatecas se registraron 333 homicidios, un incremento del 133 por ciento con respecto a 2010, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Los años 2012 y 2013 fueron los más violentos con un total de 464 y 431 homicidios, respectivamente.
No obstante, después de la reducción que se registró en 2014 con una cifra de 199 delitos, en 2015 se volvió a registrar un incremento,
El Gobernador insistió que a pesar del incremento en la violencia en el Estado la gente vive tranquila y dijo que durante su gestión se invirtieron más de 4 mil millones de pesos para combatir la inseguridad.
“La gente en los 58 municipios puede realizar su vida de manera normal, la gente está trabajando sale al campo, el turismo ha crecido con datos históricos, los paisanos han regresado a Zacatecas y las empresas se están instalando”, dijo Alonso.
“Hay que ver en otros estados cómo están y hay situaciones mucho más graves. Zacatecas no está sometido por la delincuencia; hay mejores condiciones de tranquilidad que como lo recibimos hace seis años”, aseveró.