Después de haber desvalijado varios vehículos en calles del poniente de la ciudad, tres adolescentes, entre ellos una mujer, fueron sorprendidos y detenidos por policías estatales durante el transcurso de la madrugada del domingo.
Los sospechosos fueron identificados como Gustavo Adolfo, de 16 años; Fernando, de 17 años y Judith Neftalí, de 19 años.
Su captura se registró cuando policías estatales realizaban labores de vigilancia por calles del Infonavit Pirules, cuando en determinado momento detectaron un coche Renault Logan, color plata, con placas de Aguascalientes, que se desplazaba a baja velocidad y con las luces apagadas.
Lo anterior despertó las sospechas de los oficiales, quienes decidieron interceptar el coche y a sus tripulantes.
Al verse sorprendidos, el conductor de la unidad automotriz y sus acompañantes se mostraron sumamente nerviosos, por lo que el primero de ellos respondió que se le había olvidado encender las luces de su vehículo.
A pesar de ello, los policías estatales les indicaron a los dos hombres y a la mujer que descendieran del coche para someterlos a una revisión de rutina, sin que inicialmente se les encontrara nada sospechoso entre sus pertenencias.
Sin embargo, al registrar el interior del automóvil Renault Logan, encontraron un acumulador que habían robado minutos antes de una camioneta Chevrolet pick up, color blanco, sin placas de circulación, que estaba estacionada en la calle Lima y esquina con la calle República de Guatemala, en el fraccionamiento Jardines de Santa Elena.
Asimismo, los policías estatales descubrieron que sobre la misma calle, los sospechosos dañaron dos unidades automotrices estacionadas, de las cuales sustrajeron varios objetos que había en el interior.
Se trata de una camioneta Ford Lobo pick up, color dorada, con placas de circulación de Aguascalientes y una camioneta Ford Windstar, color blanco, con matrícula de Aguascalientes, a las cuales también les quitaron el acumulador y el equipo de sonido.
Por tal motivo, fueron detenidos los dos hombres y la mujer, a quienes se les trasladó a la Agencia del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos, donde quedaron sujetos a investigación por parte de agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado.