Requiere el Ayuntamiento capital apoyo del Congreso del Estado para poner candados a las empresas que se amparan en contra del pago de Derecho de Alumbrado Público; el secretario del Ayuntamiento, Manuel Cortina Reynoso, afirmó que son las grandes empresas las que siguen tramitando juicios al respecto, ya que se ven obligados a pagar.

“Se están amparando toda clase de empresas contra el pago del DAP, el problema es la forma de cálculo, pero no hemos encontrado una solución que debe ser conjunta con el Congreso del Estado, porque es un asunto de Ley de Ingresos; no se ha encontrado un mejor esquema de cobro, se intentó uno que resolvió de cierta forma a un grupo, un estrato de los contribuyentes, pero sigue habiendo empresas de autoconsumo que siguen tramitando juicios contra el DAP”, señaló.

El funcionario subrayó que aproximadamente 4.5 millones de pesos es lo que se devuelve anualmente vía juicio por asuntos de DAP a particulares, micronegocios, hasta empresas muy grandes, que son principalmente las que se amparan.

En este sentido, dijo que se cuenta con un fondo para hacer frente a estos gastos, sin embargo, el recurso podría ser utilizado con la finalidad de mejorar y dar mantenimiento a este tipo de servicios.

“Cada año se deja un fondo para indemnizaciones de todo tipo, no sólo laborales, de ahí sale lo del Derecho de Alumbrado Público, y cualquier daño que el Municipio tenga que responder, como el hecho de que un bache dañe una llanta, o un poste que se cayó, el fondo es de 20 millones de pesos que cada año se reserva para este tipo de pagos”, indicó.

Por otra parte, reconoció que permanentemente hay una cantidad de juicios por la misma rotación de personal, sin embargo, esto no implica que se dejarán problemas a la siguiente administración.

“Realmente el cúmulo de juicios grandes se dio por los recortes, pero se han estado librando todos, y este número que hay tampoco es algo que no se pueda arreglar, estamos hablando probablemente de 240 casos. Normalmente el 90% de los asuntos se arreglan, sólo el 10% llega a un laudo condenatorio, entonces son los menos los que van a tener que llegar a laudo”, afirmó.