Heriberto Alcalá Guerrero

Horrenda y fatal tragedia estuvo a punto de suscitarse en el municipio de Rincón de Romos. El tren embistió una camioneta cuyo conductor cometió el grave error de intentar ganarle el paso. Casi le cuesta la vida.
Bien puede decirse que milagrosamente sobrevivió. De hecho, prácticamente resultó ileso aunque lo llevaron al hospital para valoración.
El imprudente conductor fue identificado como Jaime “N” “N” de 58 años de edad. Conducía una camioneta Chevrolet Sierra con placas del estado de Colima. Inicialmente se desplazaba en condiciones normales sobre la carretera 26.
Simultáneamente por las vías férreas circulaba el tren a cargo del maquinista Luis “N” “N” de 59 años. En inmediaciones de la comunidad Valle de las Delicias, en Rincón de Romos, el operador accionó en repetidas ocasiones el silbato a fin de alertar a los conductores de vehículos.
Jaime hizo lo menos recomendable. Al ver que se acercaba el tren, decidió aumentar velocidad con el fin de ganarle el paso en el crucero. Calculó erróneamente tiempo y distancia. Cuando pasaba sobre los rieles fue impactado violentamente por la mole de acero. La Chevrolet fue arrojada a un costado de las vías. A consecuencia del fuerte choque quedó seriamente dañada.
Contra todo pronóstico, la persona al volante logró sobrevivir. A nada estuvo de perder la vida. Testigos del percance llamaron al servicio de emergencia y arribaron policías preventivos de Rincón de Romos, elementos de la Policía Estatal y paramédicos. Brindaron primeros auxilios a Jaime “N” “N” y a bordo de la ambulancia del ISSEA decidieron trasladarlo a un hospital en esta ciudad, a efecto de que fuese valorado por los médicos.