CIUDAD DE MÉXICO.- Viejitos, punketos, chicas del “talón”, mariguanos, niños precoces y jóvenes curvilíneas… Más que personajes animados de la serie La Familia del Barrio, estos seres son mexicanos comunes y corrientes.
Su forma de hablar, de expresarse y de vivir en una metrópoli tan caótica como la Ciudad de México, proviene directamente de la realidad, la mayor fuente de inspiración para los creadores del show.
“Nosotros retratamos experiencias que hemos vivido, aunque muy exageradas, obviamente. En general nos ponemos a pensar: ‘¿a qué le podemos sacar 20 minutos de historia?’.
“Inevitablemente surgen cosas cotidianas, como ir al dentista o a visitar a los suegros. Tratamos de sacarle el lado chistoso a las situaciones más comunes de la vida”, explica Teco Lebrija, cocreador de la serie.
En la cuarta temporada, que llegará hoy a MTV, a las 19:30 horas, el Abuelo sufrirá de una fuerte adicción al sexo, mientras que Irma se convertirá en una “Lady” debido a un escandaloso video.
A Gaspar, El Noruego, Peluzín y la señora Lameñongas se les sumará un nuevo personaje, Olaf, cuya identidad se mantiene en secreto para los fans. Además, Donald Trump le declarará la guerra a México.
“Partimos siempre de la idea de qué está pasando en México y en el mundo, y sólo metemos toques de eso en cada episodio, pues finalmente es algo irreverente y no queremos ser un espejo de la realidad.
“Sin embargo, lo que más funciona con la gente son las cosas naturales. Con esos elementos son con los que más se identifican y por eso se enganchan con los personajes”, añade Arturo Navarro, co-creador.
Al igual que en temporadas pasadas, donde figuras como Santa Claus, Cuauhtémoc Blanco y hasta el elenco de Acapulco Shore han visitado al barrio, los nuevos episodios estarán repletos de invitados excéntricos.
Éstos incluyen a políticos, como Carlos Salinas de Gortari y Andrés Manuel López Obrador, así como un episodio con “El Sol”, Luis Miguel.
“Nosotros somos fans de South Park, Family Guy y de Los Simpson, así que es inspirador y nos llena de felicidad haber logrado tanto éxito en todo este tiempo”, señala Lebrija.
“Pasar de Internet y YouTube a MTV, es un sueño hecho realidad. Y lo mejor es que sentimos que todavía hay mucho público que puede conocernos y esta cuarta temporada bien puede lograr eso”. (Rodolfo G. Zubieta/Agencia Reforma)