RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Tras 16 años de ausencia, México regresa hoy a una Final olímpica en la disciplina de nado sincronizado.

El dueto mexicano integrado por la tapatía Nuria Diosdado y la yucateca Karem Achach se clasificó ayer en la posición 11 en los Juegos de Río.

En el Centro Acuático Maria Lenk, la dupla mexicana superó lo realizado en las últimas tres citas olímpicos al entrar a la Final, hecho que no se presentaba desde Sydney 2000, donde las hermanas Érika y Lilian Leal, ocuparon el noveno puesto.

Tras finalizar las rutinas libre y técnica, la pareja tricolor sumó 170.6601 unidades, cifra que les permite acceder a la pelea por las medallas.

Las rusas, Sveltlana Romashina, y Natalia Ishchenko, con una puntuación de 194.5244, terminaron como líderes de la eliminatoria y se perfilan para ganar sus terceras Olimpiadas en forma consecutiva.

“La meta en los Juegos Olímpicos se planteó para clasificar a la Final, se logró, vamos a pensar en mañana (hoy), lo que hicimos quedó atrás”, expresó Diosdado.

“Las condiciones del agua nos afectaron un poco en nuestro caso, aunque son similares para todas, a mí me volvió a molestar el agua (como el domingo en su primera intervención), está como turbia, se siente cierto ardor en los ojos y no permitió vernos con claridad en la rutina”. (Jorge Aguilera/Agencia Reforma)