Al ser oficial y obligatorio la incorporación de los estudiantes de nivel medio y superior al Instituto Mexicano del Seguro Social, la delegación de Aguascalientes tendrá una mayor afiliación, que por ahora, exigirá hacer más con lo mismo, forzando esta medida a que acelere la construcción del tercer hospital y las nuevas unidades familiares, además de tramitar mayor número de plazas para todas las áreas.

Es una acción que estaba en marcha en varias entidades y ahora, con el anuncio que hizo el presidente Enrique Peña Nieto en la capital del país, de que se afiliará a más de 7 millones de jóvenes, se convierte en una orden precisa que deberá estar cumplida a más tardar en enero del año próximo.

En el caso local será inevitable ceñir la atención debido a que en las actuales condiciones se trabaja en los dos hospitales y la clínica ambulatoria a más del 100% de la capacidad instalada, demanda que aumenta cada mes con los nuevos empleos y será mayor con el arribo de los estudiantes, lo que exigirá el rediseño de los servicios para evitar que la exigencia desborde el potencial.

Esta entidad tiene reconocimientos por alcanzar estándares nacionales e internacionales de calidad en el desarrollo del 100% de sus procesos y servicios administrativos, como los obtenidos en noviembre de 2015 por Jorge Carreón de la Torre y José Abelardo Gómez Rodríguez, quienes recibieron los distintivos “Águila doble oro” y “Águila de oro”, respectivamente.

Sobre el particular el delegado estatal Diego Martínez Parra señaló que las preseas obtenidas fueron en las subdelegaciones norte y sur y que por quinto año consecutivo se consiguen, cimentando que es gracias a los modelos de competitividad y estándares de calidad.

La Delegación Aguascalientes tiene un doble reto: mantener el nivel de servicios para continuar sumando aprobaciones y multiplicar lo que se tiene ante las nuevas exigencias, mientras disponen en oficinas centrales ampliar el número de plazas de médicos, enfermeras, personal administrativo e intendencia.

Es de suponerse que los organismos empresariales y obreros no se opondrán a la integración de los estudiantes, en función que requieren de mejores condiciones de vida en su etapa de aprendizaje y en caso de solicitarlo tengan la confianza de que recibirán la atención que corresponda, que al mismo tiempo que recobren su salud evitará que la familia haga un desembolse por los gastos médicos.

ACCIÓN PERENTORIA

De las iniciativas que se presentan en el Congreso del Estado hay algunas que merecen el apoyo y un reconocimiento incondicional por la importancia que encierra y una de ellas es para penalizar a la pornografía infantil digital, elaborada por la diputada María de los Ángeles Aguilera Ramírez.

Con ello se busca cerrarle el paso a los que utilizan a niños y niñas como instrumento para abusar de ellos y mostrar o comercializar figuras mediante internet, con las consecuencias que esto significa para los afectados, sus familiares y la sociedad en general.

En el documento se establecen las diversas modalidades delictivas de lo que se conoce como “sexting” y que se amplíe el apartado de pornografía infantil, con reformas y adiciones al Código Penal del Estado, explicando la impulsora que consiste en hacer uso, sin consentimiento de quien tenga derecho a otorgarlo y en perjuicio de alguien, de imágenes y videos de contenido erótico y sexual revelándolos, divulgándolos, utilizándolos o extrayéndolos de forma indebida en plataformas virtuales y herramientas tecnológicas, entendiéndose por éstas a las redes sociales, chats, blogs, correo electrónico, mensajes de texto enviados por apartados telefónicos celulares, servidores que almacenen videos o fotografías y otros medios tecnológicos, sea que lo realice por sí o a través de una identidad distinta.

La diputada Aguilera Ramírez propone que al responsable de pornografía digital se le apliquen de 4 a 8 años de prisión y de 100 a 200 días salario mínimo de multa y al pago total de la reparación de los daños y perjuicios causados.

Asimismo, el mismo castigo se impondrá a quien procure, obligue, facilite o induzca a una o varias personas mayores de edad a realizar actos sexuales o de exhibicionismo corporal con fines lascivos o sexuales, reales o simulados, con objeto de videograbarlos, fotografiarlos, filmarlos, exhibirlos corporal o lasciva o sexualmente o realice su descripción a través de anuncios impresos, transmisión de archivos de datos en red pública o privada de herramientas tecnológicas, sistemas de cómputo, electrónicos o similares.

Se advierte que si el inculpado es ascendiente, descendiente, pariente colateral en segundo grado, tío, hermano, padrastro o madrastra, de la víctima, o habita el mismo domicilio de la víctima, las penas mencionadas aumentarán, aplicándose de 7 a 14 años de prisión, de 300 a 700 días salarios mínimos de multa, el pago total de la reparación de los daños y perjuicios ocasionados y privación de los derechos de familia que el inculpado tenga en relación con la víctima, igual castigo se impondrá al responsable de pornografía infantil y de incapaces.

Es la primera vez que el Congreso aborda un tema tan sensible y que está orientado al uso de los sistemas digitales, lo que ojalá encuentre el apoyo necesario de los otros 26 legisladores y a la mayor brevedad se apruebe, con lo que Aguascalientes se pondrá a la vanguardia en esta lucha internacional.

EVOCACIÓN LUCTUOSA

Hace nueve años falleció don Ramón Godínez Flores, sexto obispo de la Diócesis de Aguascalientes, que en el curso de su ministerio fue un ejemplo de vida y aún más en los últimos días, al aceptar serenamente que había llegado la hora preparándose para estar ante el Creador.

El 20 de abril de 2007 terminó su tránsito por este mundo, por lo que hoy habrá una misa a las 11 horas en la Catedral Basílica para agradecer lo mucho que hizo a favor de los creyentes y de la Iglesia en general.

Poco antes de su fallecimiento, el 13 de abril, dio a conocer su testamento, escrito en su inseparable máquina de escribir que tantos servicios le dio para formular las homilías en las misas y los mensajes que dirigió a la Diócesis.

De las tres cuartillas que redactó, en la primera hace una relatoría de cómo se desarrolló la enfermedad y de la atención que recibió de los médicos, principalmente de David Martínez y Froylán López, de la preocupación del padre Raúl Sosa por el color amarillento de su piel y la fragilidad que mostraba, lo mismo su agradecimiento al padre Roberto Torres que lo confesó y le ofreció la unción de los enfermos.

Diez días antes recibió la invitación del cardenal Juan Sandoval Iñiguez para que fuera a Tlaquepaque, Jalisco, y lo auscultara un médico que tenía un método novedoso para tratar tumores, sin embargo presentía que ya no había más tiempo y “como consecuencia de todo esto, he pensado en arreglar mis cosas y prepararme para el encuentro definitivo con el Señor”.

En cuanto a sus propiedades materiales “no tengo nada de que disponer”, por lo que de sus libros y cosas más personales nombró como albacea al padre Rigoberto Ruiz Palos; y que los libros sean distribuidos en las bibliotecas utilizadas por el Seminario Mayor, Introductorio y Seminario Menor.

En cuanto al báculo y las mitras que utilizó, pidió que el padre Rigoberto Ruiz o el obispo que llegue a Aguascalientes resuelvan lo conducente. No olvidó a su chofer, Guillermo Gallegos, al pedir que de acuerdo a la economía de la Diócesis se le entregara una gratificación.

Por último extendió un reconocimiento a las Hermanas Descalzas de la Santísima Trinidad, por su atención en la Casa Episcopal y pidió ser enterrado en la Catedral, petición que se cumplió al estar en la capilla de la Virgen de Lourdes (al costado izquierdo de la entrada principal al sacro recinto).

Ejerció una labor muy cercana con los feligreses y le gustaba recorrer a pie el centro de la ciudad o caminar por las colonias que visitaba, siempre acompañado por los vecinos, con los que tenía un diálogo abierto lo que le permitía conocer mejor sus anhelos e inquietudes y ofrecerles un consejo.