Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  13-Jul .- El presidente del PRI, Enrique Ochoa, dio largas a la posibilidad de una salida adelantada de los gobernadores de Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua, como exige la oposición, pues consideró que su situación merece un análisis justo.
Dijo que sólo hasta que haya señalamientos “definitivos” de los entes auditores, el PRI procedería a promover la destitución de alguno de los mandatarios cuestionados.
En entrevista tras una reunión con el Organismo Nacional de Mujeres Priistas, el dirigente del tricolor precisó que cuando un militante o gobernante se corrompa y lastime a la sociedad y al partido, lo que procede es la intervención de los entes auditores.
“En ese sentido, lo que se propone es exigir la fiscalización, que las instituciones correspondientes hagan el análisis legal, que se presenten las pruebas y que se lleguen a las conclusiones definitivas por parte de las instituciones correspondiente y, de ser el caso, el partido debe pedir el castigo que corresponda, incluso la destitución”, explicó.
Cuestionado sobre si esperar conclusiones de las autoridades fiscalizadoras no era un proceso largo  contra gobernadores corruptos, respondió que no.
“Es un análisis crítico, es un análisis jurídico y es un análisis justo”, aseveró.
El tricolor, dijo, no sólo revisará sus casos propios de corrupción, sino que también de gobiernos de otros partidos políticos que le fallen a la sociedad porque se corrompieron.
“Tenemos que poner en la balanza de la revisión a todos”, subrayó.
En su primer día como dirigente del tricolor, Ochoa ratificó ante las mujeres priistas su compromiso de integrar un Comité Ejecutivo Nacional con paridad de género al 50 por ciento.
Tras escuchar diversos planteamientos sobre dificultades para hacer política, conseguir candidaturas, ganar campañas y acceder a cargos públicos, el nuevo dirigente propuso un plazo de seis meses para que el partido tenga una propuesta para enfrentar la violencia política de género.

Compartir
Artículo anteriorDoblan a la SEP
Artículo siguienteEs un papi lindo