Jorge Escalante y Fernando Paniagua
Agencia Reforma

GUANAJUATO, Guanajuato 15-May .- Un violento fin de semana se registró en Guanajuato con la ejecución de siete personas en los Municipios de Silao, Salamanca y Apaseo el Alto.
El móvil de los crímenes podría estar ligado con la delincuencia organizada, de acuerdo a indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Estado.
En Silao, fueron acribillados tres hombres en el patio de una vivienda ubicada en la comunidad Santa Fe de Guadalupe, que colinda con el Aeropuerto Internacional del estado.
De acuerdo a la información, dos sicarios con el rostro cubierto y a bordo de una motocicleta dispararon contra Eduardo Pérez González, de 19 años; Francisco Carlos Bonilla Pérez, de 35 años, y Michel Ramírez Jiménez, de 18 años.
En Salamanca, dos personas fueron asesinadas en diferentes hechos. En la colonia El Pitayo, un hombre fue asesinado de un disparo en el interior de un domicilio cuando intentaba huir de sus agresores.
En otro suceso, el propietario de una tienda de abarrotes fue abatido por dos sujetos en el interior de su negocio en la colonia Lindavista.
En tanto, en Apaseo el Alto, una pareja de jóvenes, presumiblemente de Querétaro, fue acribillada en el interior de su vehículo, tras una persecución de varios kilómetros.
De acuerdo con el reporte de las autoridades, los agresores realizaron más de cien disparos, con armas de alto poder, en contra de los jóvenes.