El Dr. Salvador Bueno, director de Atención Primaria a la Salud del ISSEA, exhortó a la población a mantener las medidas preventivas y de higiene, así como seguir las indicaciones que se emiten constantemente para evitar el contagio y las complicaciones por influenza.

Nuestro estado registra 130 casos de personas infectadas, lo que representa una disminución del 50% respecto de la temporada 2015-2016, cuando a la misma fecha de corte fueron 259 casos positivos para influenza.

A pesar de que esta enfermedad tiene un comportamiento estacional esperado, desde octubre de 2016 hasta el 17 de marzo de 2017, se han registrado 21 decesos en nuestra entidad. Se trata de pacientes que se encontraban hospitalizados desde hace un par de semanas en hospitales públicos y privados. Durante la temporada 2015-2016, la entidad cerró con 23 defunciones.

En la última semana, solamente se registraron 29 casos nuevos, lamentablemente ocho pacientes que tenían más de dos semanas hospitalizados, fallecieron.

El sector salud tiene poco más del 98% de cobertura en vacunación contra influenza y se cuenta con el medicamento suficiente para dar atención a la población que así lo requiera.

La Secretaría de Salud del Estado continuará con la aplicación de vacunas para dar protección a los grupos más vulnerables.

Se refirió a menores de seis meses a cinco años de edad, adultos mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

La influenza se distingue de un cuadro gripal común al presentar sintomatología como dolor de cabeza moderado o intenso, tos constante desde el inicio del padecimiento, dolor articular y muscular, así como fiebre igual o mayor a 38ºC.

Quienes presenten uno o más de los anteriores síntomas, deben acudir a la unidad de salud más cercana y evitar la automedicación.

Finalmente, reiteró que no hay epidemia de influenza, por lo que quienes lo afirman lo hacen por desconocimiento o con la intención de generar zozobra.