Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-Nov .- El año pasado, México registro 216 decesos al día a causa de cáncer, lo que ilustra la magnitud del reto en materia de prevención y atención de esa enfermedad, indicó ayer el Secretario de Salud, José Narro Robles.
Al participar en la ceremonia del 70 aniversario del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), el funcionario llamó a reconocer la labor del organismo y los avances en la atención de la enfermedad, pero remarcó que se deben asumir los pendientes.
“Si uno reconoce la tarea y lo que se ha avanzado, también tiene que reconocer que lo que queda por hacer es muchísimo. No puede estar uno tranquilo cuando reconoce que cada día, en 2015, fallecieron alrededor de 216 personas por cáncer en nuestro país”, señaló.
“Y que cada día se presentan y se registran nuevos casos y cada día perdemos oportunidades de prevenir una enfermedad y de evitar una enorme cantidad de problemas, de dolor, de gastos y de muerte”.
Narro Robles aseguró que, pese al recorte de 31 por ciento al presupuesto del INCan para 2017, la atención a los pacientes no se verá afectada.
“Vamos a cuidar y vamos a garantizar que los programas sustantivos no sufran por los ajustes que hemos tenido a lo largo de este año y por el ajuste adicional en el presupuesto”, apuntó.
“Vamos a cerciorarnos, asegurarnos de que haremos el ajuste en la parte que no tiene que ver directamente con los programas para los pacientes”, dijo después en entrevista con medios.
En tanto, Abelardo Meneses, director del INCan, detalló que la cifra de muertes por cáncer a nivel nacional en 2015 alcanzó casi las 80 mil personas.
Indicó que el tumor más frecuente es de cáncer de mama, seguido del cáncer de cérvix, próstata, colon, estómago y pulmón.
Entre el 45 y el 50 por ciento de los casos de cáncer, subrayó, se podría prevenir, pues se asocia con estilos de vida inadecuados.
Registro
Narro celebró que el pasado 3 de noviembre la Cámara de Diputados haya aprobado la creación de un Registro Nacional de Cáncer, que, señaló, ayudará a identificar las características epidemiológicas y, a partir de ello, planificar el desarrollo de los servicios y ubicar áreas de necesidad y de atención.
Al respecto, Meneses informó que la elaboración de registro inició en mayo pasado.
Detalló que abarcará cinco ciudades representativas: la Ciudad de México, Guadalajara, Puebla, Monterrey y Querétaro.
En 2018, estimó, se tendrán los primeros datos completos, pues antes organismos internacionales deben validar los casos.