Por: Itzel Vargas Rodríguez

El dólar llegó a 20 pesos en la semana tomándonos por sorpresa al retomar aquél temor que hacía unos meses se veía como una probabilidad cercana, cuando justo la moneda estadounidense llegaba a sobrepasar los 18 pesos.
Eso quedó en el pasado, el temor de la continua depreciación del peso mexicano frente a otras monedas extranjeras es ya una realidad que venía gestándose desde hace tiempo pero que, en el imaginario colectivo, es más evidente al sobrepasar los 20 pesos.
Ayer, cerca del mediodía se posicionó como trendictopic en la red social Twitter, el hashtag #MásTristeQueElDólarA20, una forma jocosa de sobrellevar una situación difícil como solemos hacerlo los mexicanos.
Llamó la atención cómo esta acepción fue usada para distintos aspectos de la vida social: trabajo, familia, relaciones amorosas, sueldo… y por supuesto el aspecto político.
Han sido terribles semanas en picada para la Presidencia de la República. En estos momentos, el partido en el poder tiene una altísima percepción de corrupción que sobrepasa el 80% y la racha de malas decisiones principalmente, traer a Trump a México, han abonado a que esto suceda.
El hecho de que el dólar llegara a los 20 pesos no es más que una reacción a una acción. Era algo, que se mostraba palpable y que por supuesto, en momentos de crisis social se mostró como un aspecto irremediable.
Pero mientras en México se agudizan las cosas lamentablemente de forma negativa, en Estados Unidos se encauzan los esfuerzos para evitar que el magnate más odiado del mundo, logre llegar a la Presidencia de EEUU.
Y es que a los republicanos que apoyan a Trump, les sirvió la estrategia de traerlo a México, porque ante el sector estadounidense esto fue un acto de reconciliación… aunque después volvimos a comprobar con sus declaraciones respecto a la construcción del muro, cómo simplemente las “buenas intenciones” que mostró en México, fueron una táctica política y electoral que le ha sumado muchos puntos, haciéndolo repuntar nuevamente en las encuestas.
Increíble, que México haya sido partícipe en el éxito de Trump en las últimas semanas. Justo a este hecho le queda muy bien el trendictopic que se ha mencionado líneas arriba.
Pues bien, la campaña electoral de Clinton, por otro lado, se ha enfocado desde su inicio, en denostar a Trump con cualquier forma posible. Pero ahora que esta estrategia no le ha “salvado el pellejo” ante el repunte de Trump en las encuestas, la candidatura demócrata se está valiendo de la mayor cantidad de ayuda posible proveniente principalmente de artistas y famosos.
Justo ayer, se comenzó a difundir un video en el que de forma sentimental y a la vez jocosa, los actores de la famosa película de superhéroes “TheAvengers” piden que participen con su voto pero que no lo hagan por el magnate.
Curioso, cómo la candidatura de Clinton tiene que ser salvada por protagonistas externos porque su estrategia de comunicación electoral está siendo repetitiva e insuficiente con el recurso de la guerra sucia.
Seguiremos analizando qué pasa, porque en definitiva lo que ocurra electoralmente impactará en el desarrollo de nuestro país. Una visita de una candidatura electoral externa e indeseable, se ha traducido en pocas semanas ya, en una moneda depreciada. Esto nos demuestra cómo en política y sobre todo política internacional, todo afecta.
___________________________________________
itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz