TIJUANA, BC 16-Abr .- Cuando el torneo entra en su etapa más crítica y le roba el sueño a la mayoría de los equipos de la Liga MX, Rayados goza de una tranquilidad atípica.

Esa calma la mostró ayer el Monterrey para derrotar 2-1 a Tijuana en el Estadio Caliente. Y es que el equipo de Antonio Mohamed una semana puede ofrecer un festival desenfrenado de goles, y para la siguiente, es capaz de apretar sólo lo necesario con tal de ser el líder absoluto del Clausura 2016.

Con esta victoria, Rayados ya se despegó de la cima a seis puntos de América, que ayer cayó ante Querétaro.

El estado pasivo que mostró Monterrey descontroló a Xolos, que en los primeros 10 minutos encontró a un rival dominador y peligroso, pero con las llegadas de mayor peligro desde su trinchera, en los pies de Dayro Moreno y Gabriel Hauche.

Pero cuando Xolos fue el equipo relajado lo pagó caro.

Dos ráfagas que dañaron para el resto del partido y que inició Carlos Sánchez, quien sirvió el balón a Dorlan Pabón, para que éste venciera a Federico Vilar al 46′, una jugada donde Elio Castro cometió una pifia grande en su afán de cortar la acción.

Al 53′ Monterrey volvió a golpear a un Tijuana que no conoce la victoria en casa en lo que va del torneo. Edwin Cardona puso el 2-0 con un golazo, tras un gran servicio de Walter Gargano bombeó el balón ante la salida de Vilar y Rayados volvió a bailar.

La escuadra de Miguel Herrera pudo reaccionar cinco minutos más tarde gracias a un gol de Dayro Moreno. El colombiano aprovechó una desatención de César Montes en la marca para vencer a Jonathan Orozco con un punterazo.