La tardanza en sacar a la luz pública los resultados de la auditoría que se le hizo a la anterior administración de la Sección I del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que fue encabezada por Juana Alicia Espinosa de los Monteros, pudiera deberse a que hay más personas implicadas de lo que se creía, consideró Mario Armando Valdez Herrera, secretario general de la Sección I del SNTE; dijo, además, que esta información podría darse a conocer hasta que la auditada termine su trabajo al interior del Congreso.
“La auditoría sigue en pie, el proceso está ahorita en el área jurídica, ya nos informaron que terminaron por parte del Comité Nacional de Transparencia y Revisión de Resultados, ya está el
dictamen (…) se lo pasan al área jurídica y están esperando a que termine la diputación o el fuero que tiene la maestra Juana Alicia para poder actuar”, especificó el líder sindical; asimismo, mencionó que las líneas de investigación que se siguieron pudieran indicar que la maestra Juana Alicia no actuó sola, “hubo varias líneas de investigación, no fue únicamente a la Sección, sino que empezaron a traer la auditoría aquí (…) o sea, puede ser que haya más gente implicada de la que se está pensando”.
Explicó que el Congreso Seccional no autorizó el informe de fianzas hasta en tanto no saliera el resultado de la auditoría, “les digo que el más interesado en conocer los resultados soy yo, porque
dentro del mismo Congreso yo prometí que íbamos hacer un Pleno Seccional puesto que hace ocho años que no se lleva a cabo uno en Aguascalientes”, enfatizando que en esta reunión se informa el estado que guarda la administración.
Dijo que si bien el resultado de la auditoría es una información que sólo interesa a los trabajadores de la educación, éste se debe filtrar a los medios de comunicación para que la ciudadanía esté al tanto de cómo se manejan los recursos al interior del sindicato magisterial.
“Ya es año y medio, y créanlo que el más interesado en que ya se destrabe esto es un servidor”.