José de Jesús López de Lara

Intempestivamente terminó una fiesta de Primeras Comuniones que se celebró en el municipio de Jesús María, ya que debido a los fuertes vientos que se registraron durante la tarde del sábado y a la falta de previsión, una enorme carpa que había sido instalada se precipitó sobre los asistentes al evento.
Este percance dejó un saldo de más de 40 personas lesionadas, de las cuales 11 resultaron con heridas de consideración que motivaron que terminaran hospitalizadas.
Lo anterior provocó una impresionante movilización policiaca y de cuerpos de rescate.
Todas las víctimas fueron trasladadas a recibir atención médica en ambulancias y vehículos particulares a diferentes hospitales y nosocomios privados de la ciudad.
La pesadilla que vivieron cerca de 500 personas ocurrió el sábado aproximadamente a las 16:10 horas.
El accidente se registró en un jardín para eventos sociales que se ubica en la avenida Prolongación Independencia del Municipio de Jesús María.
En ese lugar un grupo de casi 500 personas celebraba las Primeras Comuniones de seis niños -todos ellos primos entre sí-.
A fin de proteger del sol a los asistentes, se colocó una enorme carpa en el centro del jardín.
Sin embargo, los fuertes vientos y la falta de cálculo de los instaladores originaron que de manera repentina cayeran sobre las personas, las estructuras metálicas que fueron colocadas para soportar la carpa.
Al momento de venirse abajo, dichas estructuras golpearon a un centenar de personas, de las cuales alrededor de 20 de ellas resultaron con fracturas en diferentes partes del cuerpo, principalmente en brazos y piernas.
Quienes lograron salir ilesos llamaron de inmediato al Servicio de Emergencia 911 para pedir ayuda.
Minutos después llegaron numerosas patrullas de la Policía Preventiva de Jesús María, así como unidades de Protección Civil Municipal y siete ambulancias del ISSEA.
Los rescatistas y paramédicos se dieron a la tarea de auxiliar a los lesionados y valorar la gravedad de las heridas que presentaban.
Una mujer identificada como María del Rosario, de 59 años, quedó inconsciente tras ser golpeada por la estructura metálica.
Debido a ello, uno de los asistentes de nombre Gerardo, de 59 años, la abordó a su camioneta y decidió trasladarla a las instalaciones de la Clínica No. 6 del IMSS que se ubica en Jesús María.
Para ello, dos patrullas de la Policía Preventiva de Jesús María escoltaron en todo momento a la camioneta y le abrieron paso hasta su destino.
Varias de las personas resultaron con golpes en cráneo y otras partes del cuerpo, además de que algunos presentaban fracturas en piernas o brazos.
A bordo de las ambulancias del ISSEA se trasladó a las víctimas a recibir atención médica a diferentes nosocomios, reportándose que dos de ellos eran los más graves.
En el Hospital Hidalgo ingresaron 6 personas, mientras que en el Hospital Star Médica ingresaron otros 20 heridos.
De igual forma, en la Clínica MAC se reportó el ingreso de 9 lesionados y a la Clínica Guadalupe fueron trasladadas seis personas más.
Otros asistentes al convivio que resultaron con golpes en diversas partes del cuerpo, fueron llevados por sus propios familiares a recibir atención médica a otros hospitales o clínicas privadas.
Por la noche se reportó que 11 personas permanecían hospitalizadas, mientras que las restantes ya habían recibido el alta médica.
Cabe destacar, que los trabajos de traslado se realizaron en coordinación entre el Sector Salud y los nosocomios privados, para agilizar la recepción de los pacientes.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME y el agente del Ministerio Público de Hospitales, iniciaron las investigaciones correspondientes.