CDMX.- Lejos de estar molesto o enfadado por sufrir unos problemas en su moto, el mexicano Gabriel Martínez-Ábrego se mostró esperanzador de su futuro al debutar en el Campeonato Mundial de Motociclismo.

Al final concluyó su participación en la posición 30 a un minuto y 45 segundos del ganador, pero con la satisfacción de escribir su nombre en la historia al ser el primero de su país que corre en Moto3.

“Ya se terminó el fin de semana de #AragónGP. Estoy muy contento con lo aprendido. El equipo trabajó mucho para poner mi moto de lo mejor, ya que tuvimos problemas en todas las salidas a pista”, compartió Martínez-Ábrego en su página de Facebook.

“En la carrera tuve un buen ritmo y estamos muy contentos de todo el esfuerzo y trabajo que demostramos en ésta mi primer carrera del Mundial de #Moto3… Seguiremos trabajando duro para mejorar porque es sólo el inicio”.

Aunque la carrera del circuito de Alcañiz fue ganada por Jorge Navarro, matemáticamente el sudafricano Brad Binder (KTM) ya logra coronarse en la categoría, luego de que terminó ayer segundo, atrás del español.