De una hermosa boda celebrada en el templo del Buen Pastor fueron protagonistas Francisco Javier Ramírez Richau y Vanessa Esmeralda Piña Romero, al consagrar su amor a Dios y convertirse en marido y mujer.
El cortejo nupcial fue encabezado por el novio y sus padres, Francisco Javier Ramírez Jiménez y Hortensia Richau, seguido de los padrinos de velación, de anillos, arras y lazo.
Al final, portando con orgullo su vestido blanco, la guapa novia hizo su triunfal entrada, tomada del brazo de sus padres, Tomás Orozco Menchaca y María de la Paz Romero Ramírez.
La pareja llegó al altar para intercambiar sus promesas de amor eterno, teniendo como testigo de sus votos al representante de Cristo en la tierra, quien realizó la bendición de su alianza matrimonial.
Para celebrar los esposales de la pareja, fue reservado un lugar muy especial, donde los recién casados disfrutaron de maravillosos momentos rodeados por sus seres queridos, quienes alzaron sus copas y brindaron por su infinita felicidad.