Margarita Zavala, al afirmar que su aspiración a la candidatura a la Presidencia de la República es con el PAN y no una postulación independiente, dijo anoche en Aguascalientes que “la corrupción es el gran muro donde todos nos estamos estrellando”, y el sistema político mexicano debe transitar hacia la honestidad, donde el drama no es el cargo público sino las personas que llegan a ellos.

Tras señalar que su proyecto político nacional tiene que ver con los ciudadanos, la ex primera dama aseveró que México posee el talento para superar las adversidades, “antes de Trump hay un 50% de deuda en el PIB, tres puntos de déficit, una enorme corrupción, no le echemos la culpa al presidente electo de EU, hay que enfrentar con dignidad y firmeza el futuro de nuestras relaciones bilaterales y una gran solidaridad con nuestros migrantes”.

Margarita Zavala expresó que México deberá estar atento para que no haya ni miedo que paralice ni miedo que humille, sino dignidad y respeto entre ambas naciones.

Sobre el tema de la corrupción, detalló que es el gran muro donde los mexicanos se están estrellando y que no permite crecer ni distribuir el ingreso de manera equitativa, llevar los servicios a quienes verdaderamente los necesitan.

La corrupción es la que hace que unas escuelas tengan mejor mantenimiento que otras, que las medicinas no lleguen a las clínicas y a los hospitales, que las carreteras no se mantengan en buenas condiciones, “la corrupción es el gran drama que se tiene y no sólo en términos sociales, también económicos”.

Para empezar, el Sistema Nacional Anticorrupción que ha sido bien observado por la sociedad y que ha reaccionado muy bien hacia él, en particular sobre la confusión al nombramiento del procurador como Fiscal, sujeto a un artículo transitorio que afortunadamente se ha modificado.

También tiene que ver con nuevas procuradurías que permitan atender todos los niveles de corrupción y, sobre todo, que busquen terminar con la impunidad que genera una enorme corrupción y, por otro lado, una enorme frustración, de indignación, de venganza, de molestia, lo que quiere hacer la Presidencia de la República de Margarita Zavala es que la molestia se traduzca en acción de carácter administrativo, así como de justicia y con controles de confianza en las policías, en los ministerios públicos, incluso con los propios jueces.

Confió que México se encuentre actualmente en una reestructura y en dos años se estará dando la consolidación.

“El ciclo de vida del sistema político mexicano tiene que ver con la honestidad, nuestro gran drama no es ser gobernador, presidente, sino qué tipo de gobernador hay, presidente municipal hay, qué policía hay, qué presidente de la república hay”, expresó.

Aseveró que si el presidente electo Donald Trump cumple sus amenazas, México tendrá que mostrar una solidaridad a los migrantes connacionales que viven en Estados Unidos, cuya solidaridad no deberá manifestarse con meros sentimientos, sino con presupuestos y una red consular con mayores oportunidades de proteger a los mexicanos en términos jurídicos y de acompañamiento humano.

En segundo lugar, México debe asumir su liderazgo como una de las economías más importantes del mundo, y así debe presentarse. “La relación bilateral con EUA y México no hay un solo tema que se pueda solucionar sin la participación de nuestro país, en temas de seguridad, de medio ambiente, de migración y de comercio.

Como tercer punto, se deben revisar las razones por las cuales los empresarios mexicanos no pueden exportar a otras naciones del mundo, motivo por el cual hay que diversificar el mercado, fortalecer el mercado interno y ello implica liberar, dar más flujo, apoyar el crecimiento a los campesinos, al comercio, a los centros de acopio, en todos los sectores y tamaños de empresas.

Y, finalmente, hay que poner la casa en orden con los temas de corrupción, puntualizó.