Arcelia Maya
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Ene .- En una marcha convocada por redes sociales contra el aumento en el precio de la gasolina, miles de inconformes demandaron ayer el recorte el presupuesto destinados a partidos políticos y al Instituto Nacional Electoral (INE).
Lo anterior, dijeron, servirá como medida para revertir el incremento en el precio de los combustibles.
En un mitin que organizaron integrantes de diversas organizaciones frente a Palacio Nacional, ciudadanos reprocharon al Ejecutivo federal que afecte la economía de la población y se deje intactos a los partidos políticos.
“Los partidos para hacer sus elecciones quedaron intactos. Disminución a los partidos políticos con sus ingresos que tienen, disminución al INE.
“Cortar los salarios del Presidente. Ahí te quería ver Peña Nieto diciendo: me voy a cortar la mitad de mi presupuesto”, dijo el empleado Rafael Hoyos.
El discurso fue recibido con chiflidos y aplausos de los miles de ciudadanos que se encontraban en el lugar.
Un estudiante de la organización Voces de la Juventud en Resistencia dijo que urge convocar a un juicio político contra el Presidente Enrique Peña Nieto.
“Los vamos a quitar y vamos a convocar a un juicio político al Presidente que se esconde detrás de las instituciones y lo llevaremos a donde se merece: a la cárcel”, expuso.
Por su parte, Víctor Ortiz, vecino de Coyoacán, sostuvo que este es el momento para quitar al régimen corrupto.
“Peña a Almoloya, Salinas a Almoloya, Zedillo a Almoloya y el pueblo al poder”, expuso.
Los manifestantes marcharon ayer del Ángel de la Independencia y la Plaza de Tlatelolco al Zócalo capitalino en contra del gasolinazo.
En el momento en el que los participantes llegaron a la plancha del Zócalo se llevaban a cabo los trabajos para desmontar la decoración y las pistas de hielo, lo cual no impidió el mitin.
En la protesta que partió del Ángel de la Independencia participaron estudiantes del IPN, UNAM, UAM, UACM, organizaciones sociales, campesinas y sindicatos.
La marcha fue resguardada por policías de Tránsito y policías antimotines que portaban gas de extintores.
Los inconformes advirtieron que planean marchar en los próximos días a Los Pinos y a la llamada Casa Blanca en Las Lomas de Chapultepec.