Cumplió sueño juvenil Manuela de Jesús Aparicio Huerta, al convertirse en hermosa quinceañera, quien desde muy temprana hora, acudió a una sesión de fotos, escoltada por integrantes del grupo de motociclistas La Hermandad, acompañándola también a la santa misa en acción de gracias que se llevó a cabo en su honor en el templo del Tepeyac.
En la grata compañía de sus papás, Angélica Huerta y Rogelio Aparicio, al igual que sus padrinos, María Dolores Udave y Arturo Gutiérrez Guerra, la hermosa jovencita participó de la sagrada eucaristía, agradeciendo a Dios los dones recibidos.
Con atención escuchó el mensaje que le brindó el clérigo que presidió la celebración religiosa, el cual sin duda llevará consigo siendo ejemplo de mujer llena de valores, que a partir de ese momento pondrá en práctica durante su vida y en sus proyectos venideros, ahora que ha comenzado a vivir esta nueva etapa.
Una fiesta llena de música y ambiente familiar, fue la que disfrutó la homenajeada con sus amigos durante su recepción, enmarcada por los buenos deseos y felicitaciones que todos ellos brindaron a la quinceañera.