Continúa el descenso de las temperaturas en el estado, y el pasado domingo 17 de enero se registró en los municipios de Cosío y El Llano la más baja en lo que va de la temporada invernal cuando el termómetro marcó 5.5° C bajo cero, de manera que por indicaciones del gobernador del Estado, Carlos Lozano de la Torre, y el secretario general de Gobierno, Sergio Reynoso Talamantes, la Coordinación Estatal de Protección Civil y las dependencias federales, estatales y municipales que participan en el Plan Estatal de Contingencias, se mantienen en alerta permanente.
Entrevistado luego de la rueda de prensa en el Obispado a la que asistió como invitado con motivo del Operativo Peregrino, que encabezó la presidenta del DIF Estatal, Blanca Rivera Río de Lozano, el coordinador estatal de Protección Civil, Ángel Ávila Moreno, detalló que los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), apuntan a que las temperaturas mínimas que se esperan para esta semana serán de 0 a 5° C, aunque no se descarta que pueden descender aún más, aunado a que la sensación térmica siempre es menor, por lo que pidió a la población mantenerse bien abrigados principalmente durante las mañanas y noches.
Agregó que este marcado descenso de temperaturas se debe a la presencia del frente frío número 31, y que de los 29 restantes, toda vez que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) pronosticó la presencia de 60 frentes fríos en territorio nacional al inicio de la temporada invernal, se estima que de 10 a 15 de ellos serán muy intensos.