MÁLAGA, España 8-Abr .- Guillermo Ochoa aumentó sus bonos con el Málaga con una desviada fundamental, en un mano a mano, para que su equipo rescatara un punto en el 0-0 contra el Granada.

Al 78′, enfrentó al nigeriano Isaac Success y con cierto colmillo, Memo levantó la mano y se quedó estático, como si la jugada estuviera invalidada por fuera de lugar, pero después reaccionó con rapidez, se recostó a su lado derecho y desvió el esférico cuando parecía que el africano ya lo había driblado.

El mexicano sumó su quinto partido en la Liga en el que su equipo suma dos triunfos y tres empates, ha dejado al rival en tres ocasiones en cero y sólo le han marcado cuatro anotaciones.