Quedaron ante Dios unidos en santo matrimonio Luis Ángel Hernández y Ana Sofía Malfitani, cerrando con broche de oro su bella etapa de noviazgo.
El templo de Santa Elena de la Cruz enmarcó la ceremonia religiosa en la que la pareja intercambió votos y recibió el séptimo de los sacramentos.
Convencidos del amor que se tienen, aceptaron unir sus vidas con libertad y sin que nada ni nadie los obligue. Los jóvenes intercambiaron argollas, arras y lazo, siendo colocado este último por sus respectivos padrinos, en señal de su unión santa.
A las plegarias del sacerdote que presidió su ceremonia religiosa, se unieron los presentes, para pedir al creador mantenga fuerte el matrimonio entre Luis Ángel y Ana Sofía que acaba de ser conformado por su santa mano.
Para celebrar esta santa unión entre la pareja se ofreció un emotivo brindis en salón de fiesta al que acudieron en compañía de sus seres más allegados.
Luis Ángel y Ana Sofía bailaron ante los presentes una romántica melodía como vals nupcial para, enseguida, agradecer la presencia de familiares y amigos en la especial velada en honor a su boda.
Finalmente y luego de posar con los invitados para las tradicionales fotografías del recuerdo, los recién casados iniciaron una inolvidable luna de miel.