Será el próximo 2 de agosto, cuando el ciclista aquicalidense Luis Lemus viaje con la selección nacional rumbo a los Juegos Olímpicos de Río 2016, y para lograr este objetivo, el camino no ha sido muy fácil para él.

“La verdad es que fue un tema complicado porque existían ahora sí que varios rankings o varios sistemas que estaban anunciando por parte de Conade, por parte del Comité Olímpico y por parte de la Federación, ahorita no hay una unidad en el deporte mexicano, entonces en unos sistemas sí aparecía con posibilidad de pelear, en otros no, fue complicado, tuve que hacer muchas llamadas y mensajes para saber si estaba dentro, cuando creí que no estaba dentro sí fue bastante doloroso, pero luego resultó que sí estaba en el proceso, después de que me anuncia que oficialmente tengo la posibilidad de pelear por la plaza fue cuando tengo mi fractura, entonces en ese momento ya no estaba pensando en clasificar a Río, sí estaba pensando en intentarlo, pero sabía que sería más difícil, pero con un diferente enfoque en las competencias al final sí resultó la clasificación”.

Para Lemus estar dentro de los Juegos Olímpicos de este año es la recompensa de estar participando en diversos equipos profesionales, pues ha tomado una gran experiencia dentro de esa disciplina.

“Sí, la verdad es que después de cuatro años estar corriendo en equipos profesionales en Estados Unidos, ahora en CyclingAcademy, es un equipo israelí, pero tenemos base en Italia y con la mayor parte del programa en Europa y también en Norteamérica, me ayudó mucho porque al final aunque el calendario que yo tenía al principio del año, por la cuestión de la fractura, al final el programa que tuvimos antes del Nacional y antes de que fuera el último proceso de la clasificación, se acomodó perfectamente para que después de mi rehabilitación y recuperación, tuviera el suficiente número de días de competencia y de buen nivel para llegar de buena forma y no solamente eso, a parte el apoyo que tuve de todo el equipo, tanto el entrenador, el manager, los directores, los patrocinadores y mis compañeros, fue clave para esto”.

“La verdad es que es más de lo mismo, no cambia mucho, el trabajo que me ha traído hasta aquí, es el que tengo que hacer, a la hora de una competencia, cuando intentas hacer cosas nuevas, a veces te resulta y a veces no, pero si no está roto no lo tienes que arreglar, y el trabajo que estoy haciendo con mi entrenador es el que me ha llevado aquí, entonces no he cambiado mucho, sigo entrenando y comiendo igual, sigo cuidándome, es una mayor responsabilidad e intento ser más congruente al actuar en todo, tanto en entrenamientos como debajo de la bicicleta, pero la verdad es que seguimos trabajando igual, hacemos un plan para llegar de la mejor forma”, declaró.

Para el ciclista aguascalentense, su estado es un muy buen semillero de deportistas, pues la entidad cuenta con muchos factores que ayudan al desarrollo de los mismos.

“Aquí en Aguascalientes, la verdad es que tenemos un estado que yo considero de los mejores, he rodado mi bicicleta en muchas partes del mundo y no he encontrado un lugar mejor, tenemos altura, tenemos buen clima, en el peor de los casos tenemos dos velódromos, uno descubierto y uno techado, por si te llueve, la ciudad es muy compacta y tenemos una red de carreteras enormes que no tienen nada de tráfico, puedes ir a Cosío y puedes hacer plano, te puedes ir hacia la Sierra Fría y la Congoja y puedes hacer subidas, te puedes ir a Calvillo, entonces Aguascalientes es un estado privilegiado para el deporte y aparte estar en casa siempre es más relajado, entonces ahorita voy a estar haciendo mi preparación aquí”.