Los une el amor

Ricardo y Teresa santifican su alianza ante Dios

La vida de Teresa Becerra Sigala y Ricardo García Torres se ha unido en una sola, una vez que recibieron en nombre de Dios la venia que los convierte en marido y mujer.
Teniendo el Templo de San Diego como marco para la realización de la boda religiosa, ambos jóvenes juraron ante el Altísimo mantener la promesa que uno al otro se hizo de formar una familia católica, mediante los votos sagrados.
Con sus padres como testigos, María del Carmen Sigala y Crecencio Becerra Dimas, así como María de la Luz Torres y Jaime García Cruz (+), consagraron su fidelidad al compañero de sus días.
Con la bendición del ministro de la Iglesia que presidió su unión sacramental, los nuevos esposos acudieron con toda su familia a un encuentro armonioso en el Salón Diana, donde llevaron a cabo la boda civil y, al término, disfrutaron de un delicioso banquete amenizado por buena música en honor a los recién casados, quienes a su vez, mostraron enorme gratitud por estar rodeados de sus seres queridos.