José Luis Trujillo Santacruz, director general del Seguro Popular, sostuvo que la universalización de los servicios de salud sólo busca establecer la portabilidad interinstitucional, pues con ello se podrá atender más rápido a los pacientes, lo que les garantizará una mejor recuperación; añadió que para ello es necesario organizar y tener un compromiso de organización entre instituciones como IMSS, ISSSTE y el Seguro Popular.

Detalló que las responsabilidades de cada una de esas instituciones seguirán estando muy bien delimitadas, sencillamente se busca optimizar la atención, porque “no nos cuesta nada intercambiar servicios entre nosotros, nada más, si yo lo atiendo, pues me lo pagan, porque de otro modo gastan mis recursos, y el otro no lo atiende, y su recurso sigue estando intacto”.

Trujillo Santacruz comentó que la portabilidad es necesaria en algunas instituciones y entidades del país, ya que la capacidad instalada en el área médica se encuentra rebasada por la población; a nivel local –dijo– la Secretaría de Salud estatal tiene 84 centros de salud y siete hospitales, unos con mayor capacidad y nivel de atención, otros con lo básico, pero tiene una gran cobertura.

Destacó que si una persona tiene otro tipo de aseguramiento y se encuentra en una comunidad retirada, se le puede complicar trasladarse hasta una clínica de la institución que le corresponde donde pueda ser atendida, en cambio, con la universalización tendrá la conveniencia de acudir a la clínica más cercana.

Para concluir, el director general del Seguro Popular sostuvo que en el pasado, el doctor Francisco Esparza Parada puso sobre la mesa el ofrecimiento de que Aguascalientes fuera un estado piloto en el programa de portabilidad, por las dimensiones del estado y porque están muy bien delimitadas las responsabilidades de cada una de las instituciones.