Previo a su partido del día de ayer, los Rieleros de Aguascalientes disfrutaron de la grata compañía de sus aficionados, en la firma de autógrafos que se realizó en tu periódico EL HERALDO, donde se dieron cita, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, para convivir y tomarse la foto con sus jugadores favoritos.
A la cita acudieron los serpentineros Roy Merrit, Yohan Flande y Francisco del Rosario, además del infilder José Vargas, quienes llegaron con muy buen ánimo y deseos de acercarse a su fanaticada.
Todo comenzó a las 11:00 de la mañana cuando la licenciada Irma Ramírez Guzmán, gerente de esta institución, los llevó a conocer las instalaciones del periódico, pero hubo dos estaciones que más llamaron la atención de los beisbolistas.
La primera de ellas fue el área del museo, en donde conocieron toda la historia de este periódico, pues es aquí donde se encuentran resguardadas cada una de las máquinas que hicieron posible la realización de este impreso, siendo Ramírez Guzmán quien explicó a detalle cómo fue su funcionamiento y cuál era la tarea que se desarrollaba en cada una de ellas.
Al concluir, pasaron a la rotativa, que es el sitio en donde se plasman cada una de las páginas que forman este diario, siendo este el lugar donde los maquinistas resolvieron sus dudas de cómo es que se llegan a formar cada una de las páginas que conforman al periódico.
Al salir, las personas ya los estaban esperando, haciendo fila para buscar su rúbrica, ya sea en una pelota, una fotografía de ellos, en sus jersey o hasta en los pantalones, pues el objetivo era claro, tener algún recuerdo de esta convivencia.
Uno por uno, fueron pasando los fanáticos, quienes recibieron un grato saludo de sus peloteros y pudieron tomarse una foto personal con ellos.
Esto dejó una gran sonrisa entre los asistentes, ya que los beisbolistas siempre se mostraron accesibles y hasta bromeaban con los más pequeños, quienes obtuvieron una bola autografiada de sus ídolos.
El que no podía faltar a este evento era Cornelio, quien con su simpatía y buen humor, sacó varias sonrisas entre los presentes, pero también, salió a las calles para invitar a las personas a que pasaran a las oficinas de EL HERALDO y se llevaran a sus casas este bello regalo.
Después de varias horas de recargarse de la energía positiva de su gente, los Rieleros tuvieron que regresar al campo, para concentrarse y prepararse para su segundo compromiso frente a los Tigres de Quintana Roo.