Ya está en cines la octava entrega de la saga de Rápidos y Furiosos, franquicia que ha recaudado en las siete películas anteriores, más de 3 mil 900 millones de dólares en taquilla, y la compañía de seguros británica Insure The Gapse calcula se han destruido 142 automóviles y chocado 139.

En Rápidos y Furiosos los verdaderos protagonistas son los autos con potentes motores y líneas deportivas que enamoran, por eso, te presentamos los vehículos equipados para fríos escenarios que sobresalen en esta octava edición.

Dodge ICECharger
Sí, esta versión modificada del ‘muscle car’ es de Dominic Toretto, con salpicaderas sobresalientes y anchas llantas que le permiten sortear los fríos terrenos de Islandia, además, el color negro mate le da ese toque propio de Toretto.
 
Dodge ICE RAM
Luke Hobbs, ex enemigo de Dominic, maneja esta RAM modificada con ruedas de oruga y estructura enorme para darle la presencia que sólo Hobbs tiene.

Rally Fighter
Letty conduce este intrépido modelo con rejillas rojas que lo decoran. Cabe señalar que el Rally Fighter de Local Motors fue el primer auto diseñado mediante un concurso de votación por internet.

Lamborghini Naranja
Roman Pierce maneja su típico auto deportivo del que tanto gusta, el personaje no puede conducir otro vehículo si no es uno de esta categoría. Entre los modificados y exóticos automóviles en las frías escenas, éste es el más “normal” y aún así logra surcar el hielo.
 
Ripsaw Tank
Este tanque conducido por Tej es en realidad un vehículo de prueba del ejército estadounidense pensado para ser el más rápido de su tipo diseñado por Howe & Howe Technologies, líder en fabricación de autos extremos.