Por FRANCISCO VARGAS M.

A pesar de que no hubo corte de apéndices, la Tercera Novillada de la Temporada Internacional 2016, correspondió al lleno que registró la Plaza San Marcos, donde Diego Emilio cuajó una faena llena de solidez y firmeza, mientras que Nicolás Gutiérrez y José María Pastor por la espada se privaron de tocar pelo. Por su parte la ganadería debutante como novillada de Pepe Garfias, dos de ellos sobresalieron, siendo segundo y el cierra plaza. Cabe señalar la destacada actuación de Jonathan Prado y Héctor Rojas, quienes saludaron en el tercio tras estar efectivos y lucidos en el tercio de banderillas.

Vayamos amigos a lo que comentaron los Protagonistas de esta Novillada para ustedes amigos lectores de Deportes “Al Máximo”:

DIEGO EMILIO

“Como siempre lo he dicho, es bueno dividir, hay que tener partidarios y otros en contra, creo que se notó que soy un torero para los dos lados, mi lote no ha sido fácil pero pienso que me vi con actitud como si fuera mi primera novillada, y si es la última aquí como novillero en la San Marcos pienso que me despido dignamente”.

“El toreo que transciende es de mano baja, encajado y pasándolo cerca, aunque no corté orejas pienso que la afición saldrá hablando de los naturales que le saqué a mi segundo”.

“Mi primero un tanto incierto y el segundo manso, los dos me permitieron estar delante y lo que tuvieron aproveché”.

NICOLÁS GUTIÉRREZ

“En mi primero me pude recrear y gustarme lástima lo de la espada, no puedo pinchar los toros de esa manera y perder las orejas en este momento de mi carrera porque está muy difícil, disfruté mucho la faena”.

“Los mejores novillos fueron segundo y sexto los demás un tanto ásperos, mi segundo tiró derrotes muy certeros pero afortunadamente no pasó a mayores”.

“Me voy un poco enojado conmigo mismo porque se me fue la oreja, pero a seguir adelante y preparándonos día a día”.

JOSÉ MARÍA PASTOR

“Mi primero tuvo muchas cualidades lástima lo de la fuerza, tengo una duda si algo me faltó a mí, la verdad estoy muy contrariado ante este novillo que tuvo nobleza y calidad que embestía suave”.

“El segundo de mi lote tuvo mucha transmisión y emotividad, lo toreé hasta hartarme, fue para mí una tarde en la que entregué todo y di lo mejor de mí”.

“Hice todos los esfuerzas, reitero di todo lo de mí, aventé la moneda y lástima lo de la espada, a seguir preparándose”.

“Lo momentos que más disfruté fue con mi segundo novillo, me entregué toda la tarde a eso venía a dejar todo porque está muy difícil esto y hay que marcar la diferencia, finalizó”. (pacovargas_@hotmail.com)