En vacaciones escolares, incrementan los riesgos de accidentes en el hogar, principalmente en la cocina, el baño o el jardín. Cuando los niños pasan el mayor tiempo en casa, se recomienda la supervisión de los adultos, acondicionar espacios aptos para el juego, tener botiquín y teléfonos de emergencias. Hay que hacer lo posible, para que en estas vacaciones escolares no haya tragedias, recomendó el Dr. Alfonso Martínez Hernández, jefe de servicios médicos de la delegación estatal del IMSS.
Durante los recesos escolares, los principales motivos de consulta son contusiones, laceraciones, fracturas, luxaciones, quemaduras, cortaduras, intoxicación y asfixia en menores de tres y hasta 14 años de edad, de ahí la importancia de ahí la importancia de que los niños tengan algún cuidador, si la pareja trabaja.