Luis Leonardo Márquez Alvarado
 y José de Jesús López de Lara

Los seis sicarios capturados en el operativo llevado a cabo el martes por agentes de la FGE, formaban una célula independiente del crimen organizado, que se dedicaba a la venta de droga en Estados Unidos y al lavado de dinero en México.
A los sospechosos les fueron decomisados más de 47 mil dólares -cerca de un millón de pesos mexicanos-, pistolas, cartuchos, camionetas, un rancho y ganado.
Por el momento, se encuentran a disposición de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR y sujetos a investigación por agentes federales de la AIC adscritos a la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).
Los seis integrantes de esta célula criminal fueron identificados como Francisco Alonso, alias “El Pantera”, de 28 años, señalado como líder del grupo delictivo; Eusiel, de 28 años; Alexander, alias “El Cava”, de 22 años. Asimismo, Noel Antonio, alias “El Sinaloa”, de 30 años; William, alias “El Willy”, de 19 años y Saúl, alias “El Junior”, de 32 años.
Este importante “golpe” a la delincuencia organizada fue realizado por la Fiscalía General del Estado, con apoyo de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, Policía Federal, Policía Estatal y Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes, así como del Ejército Mexicano adscrito a la XIV Zona Militar.
Todo inició cuando se recibió una llamada telefónica anónima a la Guardia de Agentes de la Comisaría de PME, para informar que en una casa color verde, muy extensa y que se ubica en la calle Dinamarca y esquina con avenida Paseo del Río, en el fraccionamiento Del Valle 2a. Sección, se venía registrando desde hace varios días movimientos sospechosos de personas que siempre iban armadas.
El reporte anónimo señalaba que los movimientos se registraban principalmente por las noches y que en esa residencia se realizaban actividades ilícitas.
Agentes del Grupo Anti-Secuestros de la FGE se dirigieron al fraccionamiento Del Valle 2a. Sección, donde montaron vigilancia discreta.
Fue así como el martes por la tarde, los policías ministeriales detectaron que frente a la casa sospechosa estaban estacionadas dos camionetas, una Chevrolet Avalanche, color gris, con placas de Aguascalientes y una GMC Yukón, color blanco, con matrícula de Durango.
En la camioneta Chevrolet Avalanche había tres personas del sexo masculino y los policías ministeriales detectaron que otro hombre salía de la casa y abordaba la unidad.
En ese momento los agentes de la FGE decidieron intervenir para someter a revisión a los sospechosos.
Sin embargo, cuando los tripulantes de la camioneta GMC Yukón se percataron que se aproximaban las patrullas de la FGE, el conductor aceleró y trató de darse a la fuga.
Mientras unas patrullas iban en persecución de esa camioneta, otras unidades de la FGE bloquearon el paso de la camioneta Chevrolet Avalanche, impidiendo así que sus tripulantes escaparan.
Los policías ministeriales sometieron al conductor que se identificó como Francisco Alonso, alias “El Pantera”. A este individuo le aseguraron una pistola tipo escuadra calibre 38 Super, con un cargador y nueve cartuchos útiles.
A sus acompañantes Alexander, alias “El Cava”, le aseguraron una pistola tipo escuadra calibre 9 mm., con un cargador abastecido con 11 cartuchos útiles, que llevaba fajada a la cintura; a Eusiel, le aseguraron otra arma corta tipo escuadra, calibre 40 mm., con un cargador y 12 cartuchos útiles y a Noel Antonio, alias “El Sinaloa”, le aseguraron una pistola tipo escuadra, calibre 38 Super, con un cargador y cuatro cartuchos útiles.
Asimismo, el otro grupo de policías ministeriales que iban en persecución de los demás fugitivos, interceptaron la camioneta GMC Yukón sobre la avenida Paseo del Río.
Tras amagar con sus pistolas de cargo al conductor y a su acompañante, éstos no opusieron resistencia, siendo detenidos William, alias “El Willy”, a quien le aseguraron una pistola tipo escuadra calibre 9 mm., con un cargador abastecido con 16 cartuchos útiles; y a Saúl, alias “El Junior”, le aseguraron otra pistola tipo escuadra calibre .380, con un cargador abastecido con 9 cartuchos útiles.
Al momento de que los agentes ministeriales registraron la camioneta Chevrolet Avalanche, encontraron envoltorios de “crystal”, así como una pequeña maleta color rosa que contenía varios fajos de billetes, para un total de más de 47 mil dólares americanos.
Mientras que en el interior de la camioneta GMC Yukón, también se encontraron envoltorios con “crystal”.
Debido a la magnitud del arresto, se solicitó apoyo de más patrullas de la FGE, acudiendo agentes del Grupo Homicidios, Grupo Anti-Asaltos, Grupo Anti-Robos y Grupo Localización de Vehículos, así como Grupos de Guardia.
De igual forma, acudieron agentes federales de la AIC adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR y policías preventivos, quienes brindaron seguridad perimetral.
Mientras los detenidos eran trasladados al edificio de la Dirección de Atención Especializada, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP, cumplimentaron una orden de cateo girada por el Juez de Control y Juicio Oral Penal.
Durante el cateo a la casa donde vivían los sospechosos, se aseguraron 175 gramos de metanfetamina, 20 gramos de marihuana, 6 cargadores abastecidos con 12 cartuchos útiles cada uno, dos teléfonos celulares; una motocicleta de pista en color azul, una camioneta Toyota Tacoma, color blanco, entre otros objetos.
Debido a que hubo planes de intentar entorpecer el operativo, fue que la FGE solicitó apoyo de la PGR, Policía Federal, Policía Estatal, Policía Preventiva y Ejército Mexicano.
Incluso, el edificio de la PME quedó vigilado por militares y policías estatales, hasta el miércoles por la tarde, cuando los seis detenidos fueron trasladados a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde se les integró una carpeta de investigación por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud, en la modalidad de narcomenudeo; delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo y el de operaciones con recursos de procedencia ilícita y/o lavado de dinero.
Durante el desarrollo de las investigaciones se estableció que Francisco Alonso, alias “El Pantera”, era el líder de esta célula criminal.
Este sujeto estuvo viviendo desde el año 2003 en Estados Unidos, donde comenzó a comercializar cocaína y “crystal” en las ciudades de Cincinnati, Ohio, Chicago e Illinois. Fue detenido posteriormente y estuvo preso dos años, siendo deportado a México por Reynosa. Pero debido a que tenía contactos y clientes, decidió continuar con la venta de droga en Estados Unidos, misma que le compraba a su proveedor en Chicago.
Esta célula criminal tenía apenas 15 días de haberse establecido en Aguascalientes, después de que desde el año 2015 estuvieron operando en Reynosa, Tamaulipas; Calvillo, Aguascalientes y la ciudad de Puebla.
En Aguascalientes rentaron la residencia donde fueron detenidos, además de que ya habían adquirido un rancho y ganado, ubicado en el poblado de San José de la Ordeña.

RUEDA DE PRENSA
color-1-hEl jueves por la mañana, en el edificio de la Dirección de Atención Especializada, se llevó a cabo una rueda de prensa que fue encabezada por el fiscal estatal, Óscar Fidel González Mendívil, en donde se dieron a conocer más detalles sobre este importante “golpe” al crimen organizado en Aguascalientes.
Estuvieron además presentes el licenciado Óscar Alejandro Basurto Caro, delegado estatal de la PGR en Aguascalientes; el general Pablo José Godínez Hernández, secretario de Seguridad Pública Municipal; Roberto Rodríguez Rivero, comisario estatal de la Coordinación de la Policía Federal; el general David Pérez Landeros, director de la Policía Estatal; el licenciado Aldo Agustín Gómez Zapién, vice fiscal de Investigación de Delitos; y el licenciado Víctor Manuel Martínez Mendoza, comisario general de Policía Ministerial del Estado.
El titular de la Fiscalía General del Estado, Óscar González Mendívil, y el delegado de la Procuraduría General de la República, Óscar Alejandro Basurto Caro, dieron a conocer que los involucrados no pertenecen al Cartel Jalisco Nueva Generación, sino que forman una célula independiente que recientemente se asentó en la entidad por encontrar condiciones de tranquilidad para sus operaciones, procedentes del estado de Puebla.
El fiscal reveló que se tuvo conocimiento de que hubo planes sobre un intento de entorpecer el operativo, lo que finalmente no sucedió, y agradeció la participación de todas las corporaciones y el Ejército Mexicano, para que esto no se diera.
El delegado federal de la PGR fue cuestionado por los medios sobre el tema del lavado de dinero, quien enfatizó que se trata de un caso aislado, al insistir en que el estado es uno de los más seguros del país.
“Hablan de un grupo autónomo, que encontraron la forma de operar sin depender, ni pagar protección de nadie, usaban armas cortas de nueve milímetros. La operación no era en Aguascalientes, se enfocaban en enviar drogas a los estados Unidos y comentan que apenas tenían quince días en Aguascalientes.
El funcionario consideró que sus operaciones no advierten de que exista un riesgo de violencia en el estado por la presencia de estos sujetos, ya que se enfocaban en continuar con un esquema que realizaba en Estados Unidos, Francisco Alonso alias “El Pantera”.
Que no quede duda en que cualquier evento que requiera la intervención de las autoridades de seguridad se usara todo el uso legal de la fuerza del Estado de manera interinstitucional en forma ordenada, oportuna y decidida, advirtió el Fiscal del Estado, Óscar González Mendívil.