Saúl Alejandro Flores

En este espacio les he comentado acerca de la importancia de adoptar no sólo como indicadores, sino como ejes de una política hídrica los modelos de “huella hídrica y “comercio de agua virtual”, pueden ser llamativos los argumentos, pero no han terminado de arraigarse ni en los decisores ni en los actores determinantes en el sector agua, sólo ha sido un espacio o motivo para escribir o investigar. Por lo tanto, pasemos a esa reflexión que les sonará reiterativa de mi parte pero que indudablemente es necesaria.

Permítanme compartirles algunos datos que pueden parecerles repetitivos en esta columna, según el Dr. Arjen Hoekstra quien es el precursor y máximo exponente en la temática que nos ocupa, nos recuerda que el agua de consumo doméstico que usamos de manera directa a diario, es decir, al bañarnos, lavarnos los dientes, en el proceso de preparación de nuestros alimentos, asear el domicilio, bañar a la mascota es sólo el 4% del agua que utilizamos en nuestra vida cotidiana, es decir, que el 96% restante se usó en los procesos de producción de todo lo que consumimos o utilizamos: lo que comemos y bebemos, la ropa que usamos, la energía que consumimos y todos los productos que empleamos.

¿Qué es La huella hídrica? es un indicador dinámico de todo el volumen de agua dulce que utilizamos directa o indirectamente, que permite vincular de qué manera el consumo de bienes en un lugar afecta los recursos hídricos de otros lugares. Tiene una dimensión temporal y espacial y distingue el origen del agua: de lluvia (verde) o superficial y subterránea (azul). También toma en cuenta la capacidad de asimilación que restan las descargas a los cuerpos de agua (agua residual) (huella hídrica gris).

No debe olvidarse que México es el segundo importador neto de agua virtual en el mundo. Además el octavo país con mayor huella hídrica de consumo en el mundo, se tiene una huella hídrica per cápita (1,978 m3/año/habitante]) el 43% supera el promedio anual. Con un 42% de dependencia del exterior (huella hídrica externa).

En este sentido vale la pena decir que el 87% de la huella hídrica azul del consumo en México No es sostenible. Se origina en lugares donde el volumen de huella hídrica supera el máximo nivel sostenible y que el 97% de esa huella hídrica azul no sostenible de México se localiza en tan sólo tres Países: México 56%, Estados Unidos 39% y España 2%, otros países donde también nuestra huella hídrica no es sostenible son India 0.5%, China 0.3% e Irán 0.3 %.

El Dr. Hoekstra nos menciona: “la gran mayoría de las importaciones agrícolas de México provienen de Estados Unidos, lo que representa el mayor flujo de agua virtual en el mundo desde un solo país y constituyen una huella hídrica no sustentable, por lo que la dependencia de estas importaciones puede ser riesgosa, ya que no podrá mantenerse en el largo plazo, no ocurrirá en una década, ni en dos, pero ocurrirá”: de aquí puede concluirse que inevitablemente deben buscarse lugares sustentables.

El uso de agua en energía también es un riesgo, sabemos de la quiebra en organismos operadores por el pago del consumo de energía en pozos y en la operación en plantas de tratamiento de aguas residuales Ptar´s, más aún cuando el sistema tarifario es deficiente, no hay de donde obtener dinero para pagar y se colapsan pozos y plantas, más aún porque el consumo de energía no es sostenible, de ahí que urge buscar esquemas y fuentes de energía sostenibles.

Considero relevante en el caso de Aguascalientes para tener una idea detenernos un poco en lo que corresponde al sector automotriz y su impacto, déjenme darles los siguientes números: En promedio fabricar un automóvil requiere aproximadamente de 400,000 litros de agua considerando todos sus materiales y el proceso de manufactura, otros nos hablan de 148,000 litros, eso por supuesto depende de los procesos empleados, ésta cantidad menor es decir de los 148 mil litros se puede traducir en 14.8 metros cúbicos casi un promedio de consumo doméstico, si observan su recibo de consumo, esto significa que aproximadamente su consumo mensual de agua es el que se requiere para el proceso de manufactura, porque no debe olvidarse que muchos de los componentes ya vienen elaborados y son agua virtual importada para fines de determinar el agua virtual y su huella hídrica.

En el caso Aguascalientes se habla de una meta de 172,000 vehículos al año, entonces estaríamos hablando de un consumo aproximado de 172,000 viviendas, ahora según el censo 2010 en el Estado de Aguascalientes hay 289,4444. Estaríamos hablando de un consumo de agua de 2´545,600 metros cúbicos también cuando se habló del automóvil 4 millones implicó que hasta ese momento se habían dispuesto de 59´200,000 metros cúbicos de agua, que corresponde a la décima parte de lo que se extrae cada año del acuífero.

A simple vista podría no significar mucho, hago la advertencia que sería muy importante conocer cuanta agua se consume en el proceso de armado de los vehículos y por supuesto hasta el momento en que salen de la fábrica, en cada una de sus plantas, incluyendo aquellas que fabrican los asientos y otros componentes, por ello advertí que podría no parecer mucho en el espectro general, pero si sumamos todo el tiempo que se han fabricado y lo que resta del futuro, más aún agravado porque la recarga del acuífero es mínima comparada con lo que se extrae y se convierte en el déficit que mantiene preocupado al sector agua, peor aun cuando la que parece ser es la única vía de abasto en el futuro es el trasvase, es decir, traer agua de otros sitios, con el alto costo social y económico que implica para cada usuario. Los autos que exporta Aguascalientes, se convierten en agua virtual exportada y de manera elemental hago la siguiente pregunta: Estamos en condiciones de exportar agua o de importarla. Por ello urge una verdadera política hídrica que busque una economía sana y calidad de vida en el uso sostenible de agua, porque como podemos ver la política comercial no tiene interés en la sustentabilidad y definitivamente no puede traernos beneficios a largo plazo. Queridos lectores espero que estas reflexiones puedan contribuir a que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.comtwitter: saul_saalflo

Nota: A todos ustedes amables lectores les deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo, así como a quienes forman parte de este diario, en especial al Director General Lic. J. Asunción Gutiérrez Padilla.