Las tres personas detenidas por policías preventivos y policías ministeriales, sospechosas de pertenecer a una banda delictiva denominada “Los Mexicánicos”, fueron vinculadas a proceso como imputadas en el delito de extorsión.
Se trata del colombiano John Miller, de 36 años y de Christian Mariano y Esther Damaris, ambos originarios de la Ciudad de México.
Estos integrantes de una banda de delincuentes conocida como “Los Mexicánicos”, fueron detenidos el pasado fin de semana, cuando buscaban nuevas víctimas a quienes extorsionar con fuertes sumas de dinero.
Los sospechosos comenzaron a operar en Aguascalientes en el mes de julio pasado.
Su modus operandi consistía en engañar a automovilistas.
Con el pretexto de que sus vehículos de lujo presentaban una falla mecánica, inicialmente se ofrecían a ayudarlos.
Sin embargo, después pretendían cobrar por sus servicios cantidades estratosféricas, que iban de los $40,000.00 mil a los $49.000.00 pesos.
Para ello les hacían creer que habían cambiado algunas piezas de sus vehículos.
Cuando las víctimas se negaban a pagarles la cantidad solicitada, los amagaban con una pistola tipo escuadra y obligaban a retirar diferentes cantidades de cajeros automáticos y cuentas bancarias.
En Aguascalientes se presentaron dos casos de este tipo de extorsión y las víctimas acudieron a presentar sus denuncias, ante el agente del Ministerio Público adscrito a la Dirección de Investigación de Delitos.
Los denunciantes coincidieron en señalar que los extorsionadores eran dos hombres y una mujer, que se hacían llamar “Los Mexicánicos” y que como característica portaban uniformes con siglas y logos de diferentes marcas automotrices, así como una cachucha con las iniciales “RAM”.
Debido a que estos delincuentes ya estaban “boletinados” a las diferentes corporaciones policiacas, el pasado fin de semana, policías preventivos ubicaron a uno de los sospechosos y procedieron a su arresto.
Se trató de Christian Mariano, quien tras ser interrogado por agentes ministeriales, reveló la identidad de sus cómplices y el lugar donde podían ubicarlos.
Fue así como un grupo de agentes de la FGE llevó a cabo un operativo y logró capturar al colombiano John Miller y a Esther Damaris, cuando se desplazaban en una camioneta por la avenida Héroe de Nacozari Norte, ya que se dirigían al hotel donde estaban hospedados.
Los detenidos fueron puestos a disposición del Juez de Control y Juicio Oral Penal, quien los vinculó a proceso por el delito de extorsión.
De igual forma, se les dictó Prisión Preventiva, por lo que los detenidos no podrán abandonar el Cereso Varonil y Femenil, donde se encuentran recluidos.