Luis Leonardo Márquez Alvarado

El magistrado presidente de la Sala Administrativa Electoral de Aguascalientes, Enrique Franco Muñoz, calificó de falsedades los señalamientos vertidos por la supuesta afinidad política o compensación alguna hacia los tres magistrados que integran el órgano jurisdiccional, tras la resolución que confirmó los resultados de la elección a gobernador que dieron el triunfo al panista Martín Orozco Sandoval.

Al término de la sesión de este viernes en la que se resolvió sobreseer el recurso de nulidad presentado por el Partido Movimiento Regeneración Nacional contra la elección de gobernador, indicó que el organismo es respetuoso y tolerante a las diversas presiones a las que está sujeto, tomando en consideración que los partidos tienen una labor política, mientras que la Sala está enfocada en labores jurisdiccionales.

“Nosotros estamos avocados a nuestra principal labor, no contestaremos y seremos tolerantes, comprensivos y respetuosos. Los señalamientos de colores o afinidad son totalmente falsos. Nosotros tenemos un solo compromiso, es con la legalidad, y con nuestra institución que es el Poder Judicial, que ha cumplido a cabalidad dando certeza a la sociedad aguascalentense, y por supuesto a las asociaciones políticas”, subrayó.

Franco Muñoz apostó a que la segunda instancia confirmará la sentencia que emitió la Sala Administrativa Electoral, porque fue hecha con calidad, mediante un análisis profundo, en la que se vertieron todos los elementos para llegar a esa conclusión.

La Sala Administrativa Electoral resolvió por unanimidad la improcedencia del causal de presuntas violaciones al principio constitucional de la separación Iglesia-Estado que argumentó MORENA en su demanda.

El magistrado ponente, Alfonso Román Quiroz, advirtió que el promovente no satisfizo el requisito de procedibilidad en la afectación de su interés jurídico, pues el partido no hizo valer afectación en alguno de sus derechos sustanciales.

Manifestó que la demanda no precisa afectación sustantiva pues refiere de la manera general la presunta intromisión, ni acredita legitimidad para ejercer una acción que ampare intereses difusos o a favor de los ciudadanos, al sólo manifestar que la impugnación se realiza en representación de la ciudadanía del estado de Aguascalientes.