José de Jesús López de Lara

Momentos de tensión se vivieron la noche del viernes pasado en el fraccionamiento Real del Sol, después de que vecinos sorprendieron a un grupo de sujetos en actitud sospechosa y quienes aparentemente pretendían cometer un robo domiciliario.
Y es que los habitantes de la zona, estuvieron a punto de “linchar” a los sospechosos, debido a que ya se encuentran “hartos” y cansados de tantos robos que se han cometido por la zona.
Y lo que más encolerizó a los vecinos, fue el hecho de que los policías preventivos se negaban a detener a los jóvenes, ya que con el pretexto del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, no había motivo para arrestarlos ya que, jurídicamente, no habían cometido algún delito hasta ese momento.
Fue el pasado viernes a las 23:00 horas, cuando habitantes del fraccionamiento Real del Sol sorprendieron a un grupo de cinco jóvenes sospechosos, cuando viajaban a bordo de un automóvil VW Jetta, en color gris.
Estos individuos iban armados con un cuchillo y una “manopla”, por lo que presumieron que se trataba de delincuentes que pretendían cometer algún robo.
Los cinco jóvenes fueron obligados a bajar del coche en que viajaban y tras colocarlos de rodillas, con las manos en la cabeza y volteando hacia la pared de una finca, los vecinos trataron de “lincharlos”.
En esos momentos llegaron varias patrullas de la SSPM, cuyos policías preventivos de inmediato intervinieron para evitar que los jóvenes fueran golpeados.
Lo anterior molestó a los habitantes del fraccionamiento Real del Sol, lo que provocó que se vivieran momentos de mucha tensión.
La situación se complicó cuando los policías preventivos se negaban a arrestar a los cinco jóvenes, ya que hasta esos momentos no habían cometido algún delito.
Para calmar los ánimos de los habitantes de la zona, los oficiales subieron a una patrulla de la SSPM a los cinco jóvenes, con el argumento de que iban a ser trasladados al C-4 y ponerlos a disposición de Justicia Municipal.
Sin embargo, más tarde los vecinos sintieron que fueron objeto de una burla, pues 30 minutos más tarde, llegó una camioneta Durango, color dorado, con vidrios polarizados, en la cual viajaban varios individuos, entre ellos uno de los que se habían llevado detenidos los policías preventivos.
Dicho sujeto abordó el coche VW Jetta y se retiró del lugar rápidamente, seguido por sus cómplices que viajaban en la camioneta Durango y quienes amenazaron a los habitantes del fraccionamiento Real del Sol.
Seguramente esta historia continuará…