Los hijos de la China…

Las diversas culturas cuentan con elementos característicos que resultan ser fascinantes al momento de su estudio. En los últimos años, hemos visto cómo China se ha consolidado como una gran potencia en distintos ámbitos que abarcan desde lo cultural y deportivo hasta el tema económico. Derivado de ello, es que desde el año 2010, su PIB es el segundo más importante del mundo y la explicación de este desarrollo se debe a la orientación y planificación de políticas por parte del Gobierno.
Los logros económicos de China se deben principalmente a la decisión de poner como eje central la construcción económica partiendo de la apertura exterior, de esa manera es que en tan sólo 10 años China cumplió con la actualización técnica e industrial que tomó tres o cuatro décadas a los países occidentales. Por ello, la industria de alta tecnología de China, está a la par de la de países como Alemania, Estados Unidos de Norteamérica y Japón, desarrollando recientemente naves espaciales y portaaviones. La introducción de capital extranjero también ha proliferado, prueba de ello es que las mayores empresas del mundo tienen inversiones en China.
Todo lo anterior, es evidentemente producto de decisiones y políticas públicas; sin embargo, según las cifras de organizaciones especializadas, debido a su política conocida coloquialmente como “de hijo único”, para el año 2050, más de un cuarto de la población tendrá más de 65 años. Dicha medida fue introducida alrededor del año de 1979 para limitar a muchas familias a tener un sólo hijo (con un par de excepciones) debido a que la población china se acercaba a 1.000 millones. Fue así que el gobierno puso en marcha diversos programas y ofrecía incluso incentivos financieros y de empleo para quienes cumplieran con ella, amplió el acceso a los anticonceptivos y estableció multas para quienes violaran las reglas.
La semana anterior, el Gobierno chino manifestó su intención de acabar con la mencionada política y es ahora que todas las parejas podrán tener dos hijos. Razón por la cual habría que analizar las consecuencias de todo esto, ya que no podemos dejar atrás que por más de 30 años, se llevaron a cabo violaciones de derechos humanos como abortos forzados, y esterilizaciones masivas. De igual manera se dejaron a millones de chinos sin documentos de identidad dada la necesidad de ocultarlos; millones de mujeres fueron abandonadas recién nacidas, y ancianos quedaron sin ningún familiar que los atendiera.
Considerando todo lo anterior, la novedad china definitivamente supone un avance; sin embargo, todavía queda mucho por hacer en cuestión de respeto a los derechos humanos, dado que independientemente de cualquier tipo de razones o indicadores, el Estado debe de reconocer el derecho y la libertad de cada pareja a tener los hijos que así lo deseen. La nueva medida podrá combatir las cifras demográficas de envejecimiento, pero sigue atentando contra un derecho elemental de millones de seres humanos, como es el formar la familia del tamaño que cada uno quiera o pueda.
Dejo el tema sobre el tintero y agradezco como cada jueves, el favor de su lectura…

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr