La familia Bracamonte Montes se encuentra de manteles largos al celebrar a sus dos hijos en importantes acontecimientos.
El primero de ellos, Daniel Alejandro, fue bautizado con las aguas del río Jordán y dentro de la solemnidad, fue presentado al templo su primogénito, Ángel Omar.
El sacerdote del templo de Nuestra Señora del Rosario, dio a los papás de los pequeños Omar Bracamonte y Mabel Montes Cabrera, una cálida bienvenida a la casa de Dios y ofreció para ellos momentos previos a llevar a cabo los rituales del bautismo y la presentación, una emotiva charla para compartir con ellos la importancia tan grande de ser bautizado dentro de la fe católica y de ser presentado ante Dios.
Las aguas benditas fueron vertidas sobre el niño Daniel Alejandro que fue sostenido por sus padrinos, mientras que Ángel Omar recibió la bendición del Dios, con una especial oración que presidió el clérigo a la que se unieron sus familiares y amigos presentes.
La celebración concluyó con aplausos para los hermanitos, quienes además de ser felicitados por sus allegados, fueron festejados con una convivencia familiar.