Por Jesús Alejandro Aizpuru Zacarías

El día de ayer se llevó a cabo en la ciudad del pecado el primer debate de aspirantes demócratas. En una carrera por la nominación demócrata a una candidatura a la presidencia de Estados Unidos, los cinco principales subieron al escenario para encararse y comenzar con la contienda interna con miras a la presidencia.

¿Quiénes son los cinco aspirantes?.

Hillary Clinton, ex Senadora y ex Secretaria de Estado, la gran favorita. Durante el debate, se definió como progresista (esto en relación al cambio en su postura sobre el matrimonio gay), también señaló que llegará con “recomendaciones especificas para que los ricos paguen lo justo y tener una serie de recortes tributarios para la clase media”. La presión por parte de varios personajes Demócratas de renombre (entre ellos su contrincante el Senador Sanders), sin duda han obligado a cambiar la postura de Clinton, quien se ha inclinado un poco más hacia las izquierdas, lo que ha beneficiado a sus aspiraciones.

Martin O’Malley, Gobernador de Maryland, el más joven de los aspirantes, sin duda un revolucionario por todo lo que ha logrado en su estado. Durante el debate se mostró cauto y pareció que buscaba proteger con su postura a la aspirante favorita.

Jim Webb, militar condecorado, ex Senador y ex Secretario de Marina, quien representa el ala más conservadora dentro de los demócratas, pasó desapercibido, sin pena ni gloria, lo mismo sucedió con Lincoln Chafee, ex Senador y ex Gobernador, desconocido para muchos, muchos lo definen como el republicano resentido, ya que solo tiene dos años como demócrata.

Bernie Sanders, la revelación, es Senador independiente (ahora que están de moda en nuestro país) se define como “Social-demócrata”, es quien constituye la verdadera amenaza para las aspiraciones de Hillary.

El senador por Vermont, atacó con fuertes críticas al sistema capitalista, indicando que, al lado del 1% más rico, el ciudadano de a pie trabaja más y gana menos. “El país está cansado de oír hablar de los correos electrónicos” en alusión al gate que involucró a Hillary, afirmando que la mayor amenaza a la seguridad de EE.UU. es el cambio climático.

En lo que respecta a nuestros paisanos, los demócratas en general se pronunciaron en favor de una reforma migratoria, aseguraron que es necesario aprobarla, para resolver la seguridad de las fronteras y dar la posibilidad de ciudadanía.

En resumen, de los cinco candidatos el número se redujo a tres, con una marcada diferencia entre Clinton la favorita y O’Malley el joven demócrata, pero quienes verdaderamente protagonizaron el debate, fueron Clinton y Sanders. Habrá que seguir de cerca la carrera por la nominación, a pesar de que Hillary adelante en las encuestas, día con día el Senador Sanders continúa ganando terreno y acortando la distancia.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y los espero una vez más, la próxima semana.