Por Jesús Alejandro Aizpuru Zacarías

La contienda inicio hace meses, varios querían y aspiraban. Esta semana la nota fue candidat@s de unidad en el PRI y en el PAN.

#LorenaMartínez una mujer talentosa, preparada y con trayectoria será la abanderada en el tricolor, por otro lado, el carismático Martín Orozco representará al PAN en la carrera por la gubernatura.

En ambos partidos se lograron consensos con las diferentes corrientes internas y enviaron a los perfiles más fuertes para contender; los liderazgos fueron conscientes que de no enviar a una candidata o candidato bien posicionado, el resultado sería la derrota.

Debemos reconocer el valor de quienes de manera institucional asumieron un papel de verdaderos militantes haciendo a un lado sus aspiraciones personales para sumarse a proyectos de unidad partidista, seguramente no fue fácil una decisión así.

Por un lado Lorena Martínez ha manifestado que se ha preparado de forma ininterrumpida por más de 25 años para gobernar Aguascalientes, ahora es el momento de salir a la calle con todo su talento y arropada por su equipo lograr una #alianzaciudadana.

Por su parte, Martín Orozco deberá remar contracorriente. Es sabido que tiene procesos penales pendientes por probables actos de corrupción los cuales, la ciudadanía no olvida y seguramente esos actos saldrán a relucir conforme el proceso avance, de igual forma, otro factor que tendrá que sortear será la pugna de las corrientes internas por posicionar en la Alcaldía de la capital a un perfil que no será afín al Senador con licencia, lo mismo sucederá en la pelea por los diversos distritos de mayoría relativa, recordando los procesos internos de selección de candidatos de ese instituto político aquello será una lucha sin cuartel de la cual saldrán seguramente divididos y muy debilitados.

Estos dos escenarios sin duda influirán al momento de elegir, pero, lo que cambiará el rumbo de la elección, será la capacidad política que se tenga para lograr los consensos necesarios y formar alianzas, no solo con otras fuerzas políticas, sino una verdadera alianza con la sociedad, de eso dependerá el triunfo o la derrota.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura, los espero una vez más, la próxima semana.