Las campañas no despiertan interés porque es más de lo mismo, queremos ver un acercamiento con la ciudadanía, la gente está hastiada de promesas huecas; que los candidatos escuchen más y hablen menos, que hagan foros abiertos y que se atrevan a enfrentar a la ciudadanía, opinó Humberto Martínez Guerra.
“Es fundamental que nos digan que van a hacer y cómo lo van a hacer, porque es muy fácil prometer, aunque sean pocas cosas pero que sean realmente viables”, añadió al considerar que es igualmente importante que no simulen lo que no son, deben presentarse a la ciudadanía tal como son, porque de lo contrario, llegando el poder vendrán las decepciones de los electores.
Insistió en que la gente está cansada de que las promesas nunca se cumplen, de que las campañas sean más de lo mismo.
Los candidatos deben atraer la atención de la gente con propuestas reales, deben renovar su discurso para convencer a la gente de sus proyectos, pero sobre todo, cumplirle a quienes depositan su confianza en ellos.
En esta época electoral, los candidatos deben ir directamente a las colonias y conocer de primera mano las necesidades de los vecinos y comprometerse con lo que realmente puedan cumplir.
Ya tienen una idea del presupuesto que se maneja en los dos niveles de Gobierno, porque no varía mucho de un año a otro y hacer un análisis de los respectivos presupuestos de egresos, para ver qué pueden eliminar en aras de hacer más obras, más acciones que beneficien directamente a la sociedad.
Si los servidores públicos están para servir a la gente, no por el sueldo, según lo han dicho, entonces es momento de que se haga una ajuste a la nómina, pero no corriendo gente que no es afín al partido en el poder, sino ajustando los sueldos de los altos funcionarios, para destinar ese dinero en mejorar la vida de los sectores más desprotegidos, reflexionó Martínez Guerra.