Staff
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas 30-May .- El Procurador de Tamaulipas, Ismael Quintanilla Acosta, dijo que tras un descuido de sus captores, el futbolista Alan Pulido logró hacer una llamada al 066 para pedir auxilio, y en respuesta fuerzas de seguridad que realizaban el operativo para su localización lograron rescatarlo de una casa de seguridad al sur del municipio.
“Después de la medianoche de anoche, se recibió una llamada al teléfono 066, que provenía, precisamente, del futbolista Alan Pulido, quien en un descuido de los captores en el lugar donde se encontraba, pudo hacer una llamada y pedir auxilio, dando la ubicación donde se encontraba”, indicó Quintanilla.
En un mensaje de pocos minutos, el Procurador dio a conocer los pormenores en que se liberó a Pulido, quien fue plagiado a las 23:30 horas de este sábado.
El funcionario dijo que luego que se recibió la llamada, elementos que se encontraban cerca del lugar y que integraban el operativo para encontrarlo, acudieron a su rescate.
“En atención a que las corporaciones andaban en esa búsqueda, hubo una reacción inmediata donde se encontraba en una casa de seguridad al sur de la ciudad, donde se encontraba privado de la libertad Alan Pulido”, dijo.
“De manera inmediata se logró el rescate de la víctima y además la detención de uno de los participantes en este secuestro, de nombre Daniel Hernández Morales, de 38 años de edad, originario del Estado de Veracruz”, agregó.
Hernández, dijo el Procurador, es miembro de uno de los grupos delincuenciales que se encuentran vinculados con hechos de violencia en la capital de la entidad.
Pulido, dijo, el funcionario tamaulipeco, se encuentra ya con su familia y en buen estado de salud.
Durante el mensaje que envió el Procurador, no se permitieron preguntas a los representantes de los medios.
Además, no se revelaron detalles sobre la forma en que el futbolista, secuestrado el sábado a las 23:30 horas, cuando salía de una fiesta de la palapa de una Quinta, en el Ejido la Libertad, se hizo de un teléfono para hacer la llamada.