Un alcohólico fue encontrado muerto en el interior de su vivienda ubicada en el fraccionamiento Santa Anita.
Su cadáver ya se encontraba en avanzado estado de putrefacción.
La víctima fue identificada como Miguel “N” “N”, de 52 años.
El pasado lunes aproximadamente a las 22:00 horas, una de sus hermanas y su sobrino Osvaldo Uriel “N” “N”, fueron a visitarlo a su domicilio ubicado en la calle Florencia del fraccionamiento Santa Anita.
Tenían varios días que no tenían noticias suyas.
Cuando iban subiendo unas escaleras para llegar a su casa, comenzaron a percibir fuertes olores nauseabundos que los obligaron a retirarse, ya que la hermana comenzó a sentirse mal.
En ese momento también iban llegando unos amigos de Miguel “N” “N”. Iban a buscarlo, ya que tenían días que no lo habían visto y tampoco había acudido a las reuniones de Alcohólicos Anónimos.
Fueron precisamente los amigos y el sobrino que llegaron al domicilio, quienes al momento de ingresar encontraron el cadáver de Miguel “N” “N” en estado de putrefacción y tirado en el suelo de una de las recámaras.
Más tarde llegaron al lugar del hallazgo las patrullas 0117-B1, 0103-B1 y 0009-B1 de la Policía Preventiva, así como la ambulancia UE-58 de Bomberos Municipales, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de esta persona.
Posteriormente, se presentaron a realizar las diligencias correspondientes el agente del Ministerio Público de Hospitales, personal de la Dirección de Investigación Pericial y agentes del Grupo Homicidios de la PME.
Al establecerse que este hombre murió de una enfermedad y se descartó cualquier hecho violento, se determinó que una funeraria se hiciera cargo de los trámites luctuosos.