Cuerpo técnico y jugadoras del club Lobas de Aguascalientes, dejaron por un momento los entrenamientos, para convivir y disfrutar con niños y jóvenes del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), a quienes visitaron en sus terapias.

El conjunto Licántropo, fue invitado especial del CRIT Aguascalientes, quien les abrió las puertas para conocer sus instalaciones y las múltiples actividades que en dicho lugar se realizan para mejorar la calidad de vida de pequeños de más de mil familias de todo el país.

Desde las diez de la mañana el grupo de jugadoras conformado por Casandra Ascencio, Pamela Martínez, Dayshalee Salaman, Ana Bertha García, Ilse Orendain, Anahí Sánchez, Dalia Moreno, junto con el entrenador Armando “Mandy” Acosta y su asistente Arlette Rivera, el kinesiólogo Ismael Ortiz y el coordinador de Servicios Generales, José de Jesús Martínez Nieves.

El grupo, mostró su lado sensible, no solo por el hecho de visitar y conocer las instalaciones del CRIT, sino porque interactuaron con los pequeños y sus padres, con los que platicaron por largo tiempo en cada una de las salas en las que estuvieron y conocieron más de cerca sus historias, poniendo la sensibilidad a flor de piel.

A su llegada las basquetbolistas fueron recibidas por Grecia Yeudiel Rubio Salas, promotora de Relaciones Públicas de la Institución, quien les agradeció su visita al centro para después iniciar el recorrido por las diversas áreas, quien les mencionó que actualmente el CRIT, atiende a más de mil familias con niños con discapacidad, no solamente de Aguascalientes, sino de comunidades de los estados de Zacatecas, Jalisco, San Luis Potosí y Michoacán.

Cada vez que avanzaba el recorrido, conocían algunos de los casos de los niños y escuchaban con atención a los padres de familia, las lecciones de vida, de los pequeños, que han logrado superar con fe, empeño y dedicación, pero sobre todo con gran deseo por la vida, siendo un ejemplo de éxito.

Las jugadoras mostraron el lado humano, compartieron sonrisas, pero sobre todo mostraron empatía y compromiso para seguir forjando junto con la sociedad de nuestro estado, una cultura a favor de las personas con discapacidad.

En el recorrido, se tomaron la fotografía del recuerdo con los niños, con los terapeutas, así como personal del Centro, a quienes agradecieron el recibimiento y al final se comprometieron a regresar para ser partícipe de las fiestas de cumpleaños y actividades que se realizan en el CRIT.