Ramón Estrada
Agencia Reforma

ZAPOPAN, Jalisco 13-Jul .- Con un tono más de agradecimiento y de resaltar su papel como el líder que fue en su vestidor, Matías Almeyda, técnico del Guadalajara, consideró que hoy los detractores de Omar Bravo extrañaran su presencia.
“Omar tuvo una temporada pasada en la que no pudo convertir goles y se desgastó bastante con muchos comentarios y, yo siempre digo que desde a algún lugar a los ídolos se les debe de proteger, fuera de la cancha o dentro”, declaró el argentino referirse a la baja del sinaloense.
“Con lo que respecta a mi, trate de protegerlo lo más que pude y por ahí hoy muchos lo van a extrañar porque en su momento lo criticaban y su predisposición siempre fue excelente”.
Almeyda no precisó si él mensaje era para los aficionados que le criticaban, los medios o hasta los directivos que consideraron que ya no podría ser titular en el Apertura 2016.
“Pasaron ocho o nueve fechas en las que Omar no podía convertir y muchos pedían que lo sacara”, insistió.
Luego Almeyda recordó que el delantero le compartió su deseo de salir desde semanas antes de la Final de SúperCopa MX.
“Uno como entrenador trata de que el jugador pueda ser feliz en el lugar que él desee y no interponerse en decisiones ya tomadas, después anhelaba que por él pudiéramos levantar ese título y vino el regalo de Dios de que pudiera anotar ese gol”, dijo.
Almeyda aclaró que ahora los juveniles Ángel Zaldívar y Marco Bueno deberán disputar el lugar en la titularidad en el ataque rojiblanco, reconociendo de paso que ante el resto de los equipos de la Liga, la competencia en el ataque es desigual al contar los demás con goleadores extranjeros.