Lo trae en la sangre

GUADALAJARA.- “Estoy más que entregada para ser cantante”, asegura Camila Fernández, quien sigue trabajando en la producción, composición y elección de temas, para su primer álbum.
El 30 de noviembre del año pasado, la novel artista firmó contrato con Universal Music, con quien prepara su disco debut y así continuar con la herencia familiar, pues es nieta de Vicente Fernández e hija de El Potrillo.
“El apellido Fernández es una bendición de Dios”, contesta la intérprete de 18 años, quien será representada por la empresa Infinity, sociedad de Universal Music con Grupo Fernández.
Por eso, Camila no deja de estudiar ni de perfeccionar su manera de escribir, pues desea que su primer material discográfico esté compuesto por temas de su autoría.
“Ahorita estoy escribiendo y grabando todavía las maquetas de mi disco; ya después voy a grabar mi primer sencillo. ¿Para cuándo? Todavía no sé, pero ya pronto”, platica.
“No soy tan exigente (como compositora), hasta eso, pero sí soy de que me gusta que la forma de mi canción esté bien; me gustan mucho los instrumentos, me gusta el solo que tenga la canción, si es de trompeta, si es de guitarra, todo me gusta. Me encanta la música”. (Daniel Garibay/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorSon novios
Artículo siguienteImpresiona Adele