CIUDAD DE MÉXICO.- El cantante Maluma fue tachado de patán y racista durante su participación, el 3 y 4 de junio, en el Panamá Top Festival.
Según medios locales, el colombiano exigió que el resto de artistas bajaran del escenario durante su actuación, y perdió el control, reclamando a gritos más seguridad, cuando una fan consiguió acercarse para pedirle un autógrafo.
Además, se negó a aceptar el premio que le otorgaron durante el evento porque no le habían avisado con anticipación.
El manager de Maluma, Walter Kolm, al enterarse de que estaba previsto que el locutor Franklyn Robinson le entregara el galardón, espetó: “¿Ese negrito? No, Maluma no lo va a aceptar”, informó la Prensa de Honduras.
Tras la controversia, el reguetonero publicó en Instagram un video para dar su versión de los hechos.
“El tema de Panamá me tiene muy triste y ofendido. Es un pueblo que admiro y respeto…Yo no he tenido la culpa de lo que sucedió, empezando porque ni siquiera sabía que me iban a entregar un premio.
“Sin embargo, lo que hizo mi equipo estuvo bien. Nuestra prioridad es cuidar la seguridad de la gente del evento. Si alguien se sintió un poco incómodo quiero pedir disculpas”, afirmó Maluma. (Staff/Agencia Reforma)